Redacción BLes- El Servicio de Seguridad de Rusia (FSB) dio a conocer el martes los resultados de una operación conjunta con efectivos estadounidenses que logró desmantelar una red internacional de contrabando de drogas.

De acuerdo con CBS News, el FSB informó sobre el éxito de una misión de varias etapas mediante la cual incautaron 330 kilos de cocaína, cuyo valor estaba estimado en mil millones de rublos (13.6 millones de dólares).

Dicha operación poco común que tuvo lugar principalmente en Moscú, se habría desarrollado gracias al trabajo conjunto del FSB y la Administración de Control de Drogas (DEA) del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La agencia de noticias estatal TASS, citando una declaración del FSB, señaló: “Una investigación multiestatal del FSB y el Departamento de Justicia de Estados Unidos interrumpió una comunidad criminal transnacional que se especializaba en el contrabando de cocaína desde Sudamérica a Rusia y otros estados europeos”.

Además, en un video que fue difundido en los medios rusos, se revelaron detalles de la operación en la que agentes rusos, vestidos de civil, arrestaron a varios sospechosos en automóviles y confiscaron cajas de dinero y drogas.

Según dijo la agencia rusa en un comunicado, la operación conjunta con los Estados Unidos, logró interrumpir las actividades de “una comunidad criminal transnacional que se especializaba en el contrabando de cocaína desde Sudamérica a Rusia y otros estados europeos”.

Como ha informado CBS News, la misión se desenvolvió en tres etapas, comenzando en el mes de mayo en San Petersburgo, y concluyó con el hallazgo de un escondite ubicado en la región de Moscú.

Varios miembros y uno de los organizadores de la red de drogas fueron detenidos mientras intentaban vender un lote de cocaína, logrando incautar unos 34 kilogramos en junio del año en curso.

En una última parte de la operación, se logró encontrar un alijo con al menos 295 kilogramos de cocaína en la región de Moscú en el mes de noviembre, según detalló la agencia de noticias rusa Tass.

El comunicado detalló que el Departamento de Investigaciones del FSB impondrá cargos penales contra los miembros de la organización criminal que ahora se encuentran en prisión preventiva.

Si bien hay dudas sobre las relaciones bilaterales entre los Estados Unidos y Rusia desde que tuvo lugar la Guerra Fría, y una desacreditada investigación sobre intromisión rusa en la campaña electoral del 2016 elevó las tensiones entre ambos países, particularmente el presidente Trump ha tenido algunos acercamientos amistosos con el líder ruso Vladimir Putin.

Por lo pronto, la operación que llevaron a cabo ambas agencias gubernamentales corrobora que al menos los dos países continúan cooperando en temas relacionados con la seguridad internacional y el crimen organizado.

César Múnera-BLes.com