Redacción BLes– El gobernador Kevin Stitt (republicano de Oklahoma) anunció que la ayuda federal al desempleo para los habitantes de Oklahoma se eliminará gradualmente, pero el estado incentivará el trabajo pagando a las personas 1.200 dólares por salir de las prestaciones de desempleo.

El gobernador de Oklahoma firmó el lunes 17 de mayo una orden ejecutiva por la que se establece el Incentivo de Vuelta al Trabajo, que anima a la gente a buscar trabajo en lugar de depender de las prestaciones por desempleo, según The Oklahoman.

Las primeras 20.000 personas que cumplan los requisitos y soliciten el programa ganarán 1.200 dólares después de seis semanas en un nuevo empleo.

Con esta medida, el estado de Oklahoma se une a varios estados rojos que están poniendo fin a sus ayudas al desempleo relacionadas con la pandemia, como Mississippi, Arkansas, Carolina del Sur y Montana.

“Nuestro reto no es conseguir que los negocios vuelvan a abrir; eso ya lo hemos hecho. Ha sido conseguir que los empleados vuelvan a trabajar”, dijo Stitt. “Sin duda, uno de los factores que lo han provocado ha sido la continua ampliación de las prestaciones federales adicionales”.

Le recomendamos: Los MÍTINES MAGA YA TIENEN FECHA

Ad will display in 09 seconds

Vuelta al trabajo: Cierre de las prestaciones federales por COVID-19

Oklahoma dejará ahora de conceder todas las prestaciones federales de desempleo adicionales que se pusieron en marcha el año pasado cuando la pandemia de COVID-19 provocó niveles récord de desempleo. Se incluye lo siguiente:

  • La Compensación Federal por Desempleo por Pandemia (FPUC) de 300 dólares semanales complementada en otras prestaciones por desempleo.
  • La Compensación de Emergencia por Desempleo en Caso de Pandemia (PEUC), que amplía el seguro de desempleo más allá del periodo estándar de 26 semanas.
  • Asistencia por Desempleo en Caso de Pandemia (PUA), que abona una indemnización a los trabajadores por cuenta propia y a los trabajadores por cuenta ajena que, de otro modo, no tendrían derecho a ella.
  • La Compensación por Desempleo para Trabajadores Mixtos (MEUC) paga 100 dólares más a la semana en prestaciones a las personas que ganaron al menos 5.000 dólares por cuenta propia en el año fiscal anterior, pero que no percibían prestaciones PUA.

Oklahoma está dando a la gente seis semanas para encontrar trabajo después de declarar el fin de los beneficios relacionados con la pandemia ahora.

El gobierno federal ha dado instrucciones a los estados para que avisen a las personas con al menos 30 días de antelación antes de poner fin a los pagos. Después del 27 de junio, la única ayuda económica estatal disponible para los desempleados de Oklahoma será el seguro de desempleo convencional, que estaba en vigor mucho antes de la pandemia.

Los solicitantes que obtuvieron la Asistencia por Desempleo para la Pandemia, la Compensación por Desempleo de Emergencia para la Pandemia o el desempleo estándar entre el 2 y el 15 de mayo tienen derecho a la recompensa de 1.200 dólares. También deben trabajar al menos 32 horas semanales durante seis semanas seguidas con el mismo empleador.

La distribución de los pagos comenzará la segunda semana de julio. El Plan de Rescate Americano del Presidente Joe Biden proporcionó los fondos.

Las empresas de Oklahoma luchan por encontrar empleados
Shelley Zumwalt, directora ejecutiva de la Comisión de Seguridad en el Empleo de Oklahoma, señaló que unas 90.000 personas reciben actualmente el FPUC. Afirmó que 200.000 habitantes de Oklahoma reúnen los requisitos para obtener un empleo, pero están desempleados.

“En este momento, tenemos alrededor de 200.000 personas que son elegibles para la fuerza de trabajo que no han regresado a la fuerza de trabajo, que es una cantidad considerable de personas. En realidad, tenemos un 37% más de ofertas de empleo en el estado que antes de la pandemia”, dijo Zumwalt.

“Todos los días escucho a los empresarios hablar de sus dificultades para encontrar personal para sus negocios”, añadió.

Erica Hering, propietaria de Ralph’s Packing en Perkins, tiene experiencia de primera mano con la escasez de mano de obra. Dijo que necesitaría 45 personas para operar la planta de procesamiento de carne de 35.000 pies cuadrados.

“Durante los últimos tres meses y medio, he estado funcionando con 35 empleados”, dijo. “Dentro de un mes y medio voy a poner en marcha otros 12.000 pies cuadrados; se necesitarán ocho empleados más para gestionar esa parte del negocio”.

Acme Engineering and Manufacturing, en Muskogee, también tiene problemas para encontrar personal. Brian Lanham, vicepresidente ejecutivo de fabricación y operaciones, dijo que quiere contratar a 30 empleados.

“Hemos ido a ferias de empleo. Contratamos a agencias de empleo. El verdadero problema es que no hay candidatos, y es real. No hay candidatos”, dijo Lanham. “Llevo treinta y cinco años en la fábrica; nunca en mi vida lo he visto así hoy”.

Encontrar una mano de obra dispuesta y preparada para recibir un sueldo también es un problema en el sector de los servicios. Según una encuesta realizada por la Oficina del Censo de Estados Unidos en abril, más de un tercio de las pequeñas empresas del sector de la hostelería y la alimentación tienen dificultades para contratar trabajadores.

El OESC celebra esta semana dos ferias de empleo en Oklahoma City para ayudar a los empresarios a comunicarse con los posibles trabajadores. El miércoles 19 de mayo, el Oklahoman celebrará su feria de trabajo en el recinto ferial del Estado, en la que participarán 45 empresas que buscan empleados de diversos sectores.

Oliver Cook  – BLes.com