Redacción BLesLa legislatura de Ohio aprobó una disposición destinada a prohibir que cualquier escuela y/o universidad imponga como requisito para el ingreso de sus estudiantes, que estén vacunados contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

Poco antes de que comience el receso de verano, los legisladores de Ohio aprobaron una enmienda a un proyecto de ley y existente que prohibiría a las escuelas públicas y universidades exigir a los estudiantes que obtengan una vacuna “disponible bajo autorización de uso de emergencia de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos”, reportó Fox 8 de Ohio

La prohibición propuesta incluye todo tipo de vacuna que esté aprobada solo por su estado de emergencia, lo que incluye a las tres vacunas contra el virus PCCh.

Tras la aprobación tanto del Senado de Ohio como de la Cámara de Representantes de Ohio, la enmienda ahora llega al escritorio del gobernador republicano Mike DeWine para su consideración y eventual firma aprobatoria.

El Proyecto de Ley 244 de la Cámara de Representantes dice expresamente que “las escuelas públicas y las universidades no pueden exigir que alguien reciba una vacuna que no haya sido completamente aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos”.

La enmienda también especifica que las instituciones no podrán tampoco llevar a cabo ningún tipo de discriminación sobre aquellos que no esten vacunados, es decir, no podrán separarlos por grupos ni impedirles que hagan ninguna actividad específica. Tampoco podrán exigirles protocolos diferentes al resto, en resumen, deberán ser tratados por igual los que estén vacunados y los que no lo estén.

Existen algunas salvedades, como por ejemplo que los hospitales operados por universidades no estarán afectados por la nueva enmienda.

Le recomendamos:La UNIÓN SOVIÉTICA ordenó a OSWALD ASESINAR a JFK, revelan ex JEFES de la CIA y KGB

Ad will display in 09 seconds

El senador Andrew Brenner, republicano por Powell, fue quien introdujo la enmienda el lunes por la tarde, en un proyecto de ley que no está relacionado directamente ni con la vacunación ni con la situación pandémica.

En un discurso durante la presentación de la enmienda, Brenner enfatizó que la mayoría de las muertes por el Virus PCCh ocurrieron entre los ancianos. También citó un estudio de una fuente no especificada que afirma que “no hay un beneficio claro” de la vacunación cuando se compara con la tasa de mortalidad del virus, según reportó el medio local WKYC.

Con estos argumentos, el senador afirmó que la decisión de vacunarse debe caer sobre los estudiantes, sus padres y su médico, pero que ninguna institución ni el gobierno debería interceder en la decisión final del individuo. 

“Se trata de derechos personales y también de asegurarnos de que nuestros estudiantes estén protegidos”, dijo.

También habló al respecto el presidente republicano de la Cámara Bob Cupp, quien aseguró que las vacunas son decisión de los padres en caso de los menores, y no pueden ser impuestas por los colegios.

También hizo hincapié en que resulta polémico exigir la vacuna en escuelas y universidades cuando no existen pruebas suficientes que indiquen que sea realmente necesario para que ese grupo etáreo se contagie o propague la enfermedad. 

Luego de la votación, Ohio Advocates for Medical Freedom, una agrupación abocada a defender los derechos individuales y luchar contra la vacunación obligatoria, calificó la votación como una “victoria pequeña y temporal”, pero victoria al fin.

Ahora resta esperar que el gobernador DeWine firme el proyecto para que pueda comenzar a implementarse cuando en otoño las instituciones educativas abran sus puertas tras el receso. 

Anteriormente DeWine vetó un proyecto de ley del estilo, aunque más ambicioso, el cual incluía hospitales e instituciones privadas.

Andrés Vacca – BLes.com