Redacción BLes- El 17 de julio pasado, la representante demócrata de Nueva York, Alexandra Ocasio-Cortez, envió una enmienda al Comité de Reglas del Congreso, pidiendo que ninguna parte de los fondos que Estados Unidos envía a Colombia se destinen a la fumigación de cultivos ilegales, según reportó El Espectador.

AOC escribió: “Ninguna de las cantidades autorizadas para ser asignadas o puestas a disposición de otra manera por esta Ley puede ponerse a disposición para financiar directamente la fumigación aérea en Colombia a menos que el Gobierno de Colombia de muestras de acciones para cumplir con las leyes y regulaciones nacionales y locales”.

La fumigación que realiza el gobierno de Colombia tiene el objetivo de eliminar los cultivos de coca que están prohibidos pues se usan para producir la cocaína. Los campesinos y “líderes sociales” donde se aplican estas medidas, se han quejado de que al oponerse a lo que ellos le dicen “la erradicación forzada” de estos cultivos, los militares han respondido con tiros y muchos han muerto. Otras muertes se las atribuye al fuego cruzado entre las milicias del Ejército de Liberación Nacional y el Ejército Popular de Liberación. El ELN y EPL ambas milicias comunistas, son los que luchan por el manejo del tráfico de droga del interior del país.

Los campesinos se quejan también de que la fumigación termina contaminando el agua que ellos usan para vivir. 

El representante demócrata McGovern escribió una carta el 6 de julio de 2020 al Secretario de Estado Mike Pompeo solicitando que presente un informe sobre las violaciones a los derechos humanos en Colombia y si hubo alguna instancia de cooperación entre los Estados Unidos y Colombia que haya terminado en arresto, seguimiento o muerte de algunos de estos líderes sociales. La carta fue firmada por otros 94 miembros del Congreso.

El presidente Trump por su lado ha mostrado su apoyo al gobierno actual de Colombia y a su gente en un video reciente donde felicita “a la gente de Colombia” y dice que “Colombia tiene gente muy especial y un gobierno especial” durante el día de la independencia de Colombia.

Colombia lleva unos 50 años de conflictos sin parar entre las FARC y los diferentes gobiernos, principalmente debido al tráfico de droga que las milicias comunistas manejan. 

El gobierno de Juan Manuel Santo se firmó un acuerdo de paz entre las FARC y el gobierno en 2016, lo que significó el alto el fuego de la milicia comunista. Sin embargo, nuevas milicias han continuado con la lucha por manejar la droga en Colombia.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com