Obama presidió la “tasa más alta del mundo de detención de menores”, en el 2015, de acuerdo con un estudio de la ONU que fue eliminado de su web, y también lo borraron las agencias de noticias Reuters y Agence France-Presse, al igual que National Public Radio.

Los medios de comunicación creyeron que publicando los datos perjudicaban al presidente estadounidense Donald Trump, pero al darse cuenta de que los menores habían sido detenidos durante la administración de Obama se apresuraron a ocultar la verdad de los hechos, según Fox News.  

Igualmente, el Wall Street Journal evidenció la incongruencia resultante de la publicación del dato real y su pronta eliminación por parte de los medios.

 “Oh espera. Ese fue el portavoz de Obama, Josh Earnest, refiriéndose en 2014 a los menores no acompañados que se presentaron en la frontera sur: ‘Es poco probable que la mayoría de esos niños califiquen. . . . Serán devueltos’”, citó WSJ el 29 de noviembre.

Más aparatosa resultó la publicación hecha por el Comité Nacional Demócrata (DNC, por la sigla en inglés), que luego fue borrada; en ella no se daban cuenta de que golpeaban a la administración Obama, de acuerdo con Fox News.

“Este es un resultado repugnante de las políticas de separación familiar de Trump, impulsadas por Stephen Miller, quien ha citado la propaganda nacionalista blanca para promover sus puntos de vista. También es, aparentemente, una violación de un tratado de la ONU, la Convención sobre los Derechos del Niño”, decía el tuit del Comité.

Por su parte el senador Bernie Sanders no se quedó atrás con sus comentarios despectivos que también fueron borrados.

“¿Qué país tiene la tasa más alta del mundo de detención de niños?”, escribió.

“Bajo Trump, Estados Unidos lidera el mundo en el encierro de niños pequeños, incluyendo a 100.000 niños en la frontera. Esto es inmoral”, dijo Sanders en uno de sus tuits.

A su vez Donald Trump Jr., el hijo del presidente Trump, resaltó la desconfianza que generan los medios con este tipo de comportamientos, en uno de sus tuits.

“¿Supongo que sólo retirarán las historias verdaderas que hacen que Obama parezca malo en lugar de dejar la verdad para que todos la vean?”, escribió.

“Por eso nadie confía en los medios de comunicación”, concluyó a continuación

La 'tasa más alta del mundo de detención de menores' en la era Obama fue ocultada por los medios
El tuit de Donald Trump Jr.

Entre los grupos de inmigración Obama fue conocido como el “Deportador en jefe”, y los 2,5 millones de personas que fueron devueltas a sus países entre 2009 y 2015 bien justifican el título, y no se incluyen los de su último año de gobierno.

Por otro lado, la cifra no registra a todos los que fueron rechazados en las fronteras de Estados Unidos ni a los que se ‘autodeportaron’, según los datos de ABC News, publicados el 29 de agosto de 2016.

José Ignacio Hermosa – BLes

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Clinton-China La verdadera colusión (Parte 2)

videoinfo__video2.bles.com||437cd59e6__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.