La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, restó trascendencia a la decisión que el candidato demócrata presidencial, Joe Biden, tomará sobre quién será su vicepresidente ante las elecciones en Estados Unidos.

“No creo que importe quién es el candidato a la vicepresidencia. Históricamente nunca ha importado”, declaró Pelosi, agregando: “Lyndon Johnson por la victoria, Sarah Palin por la derrota, pero en general, se trata de los dos candidatos a la presidencia, y estoy muy orgullosa de Joe Biden”, señaló en una entrevista ante MSNBC, el 7 de agosto.

“Siempre me atengo al juicio del candidato al seleccionar al vicepresidente, en términos de en quién confía, con quién puede trabajar, quién podría servir en caso de emergencia, y también que no haría ningún daño en el presidencial, pero creo que no hace ninguna diferencia”, explicó Pelosi en su intervención.

El nombre de la persona que se postulará como vicepresidente de EE. UU. ante las próximas elecciones causa gran expectativa, a menos de tres meses de la votación.

En principio la campaña de Biden ha sugerido que sea una mujer afroamericana de preferencia, lo que plantea unos parámetros basado en el sexo y la raza, y ahora Pelosi restar importancia a la elección para la que se presentan al menos una docena de postulantes.

Entre ellas las más mencionadas son la senadora Kamala Harris (D., Calif.), la ex asesora de seguridad nacional de Obama, Susan Rice, y la representante Karen Bass (D., Calif.).

 Aunque Pelosi considera no muy relevante el perfil de quien acompañe a Biden como fórmula presidencial, para algunos de los analistas la importancia de este cargo se hace vital por la edad de Biden y las frecuentes acusaciones de declinación mental que se la han hecho. 

Si bien Biden afirma que no ha presentado exámenes que determinen el estado de su salud mental, y parece no estar dispuesto a hacerlo de acuerdo con una entrevista reciente, esta es una inquietud para muchos de sus electores.

Las elecciones de este año resultan atípicas en cuanto a que postularían por cuarta vez a una mujer para la vicepresidencia, y eventualmente a la primera afroamericana que ocupe ese cargo, al lado del Biden.

En la historia de Estados Unidos al menos 9 vicepresidentes han ascendido a desempeñar la gestión presidencial, lo que equivale al 20%, un porcentaje destacado, de acuerdo con History. 

En 8 de los casos los vicepresidentes sustituyeron al titular a la muerte de éste, y si se considera que Biden habrá cumplido los 78 años al asumir el cargo en caso de que obtenga la mayoría de los votos, aumenta la probabilidad de que ese evento se repita.

En este sentido, una encuesta gestionada por  Zogby Analytics reveló que la mayoría de los votantes encuestados consideran que Joe Biden está potencialmente en las primeras etapas de la demencia.

“La mayoría de los votantes creen que Biden se encuentra en las primeras etapas de la demencia; el 60 por ciento de los votantes más jóvenes lo creen; los votantes indecisos son menos propensos a pensar que Biden tiene demencia”, dijo Zogby el 17 de junio. 

José Hermosa-BLes.com