Paul Pelosi compró acciones de Nvidia semanas antes de que se filtrara la aprobación de subsidios para la industria de semiconductores, noticia que disparó su precio bursátil.

La líder del Partido Demócrata, Nancy Pelosi, que actualmente preside la Cámara de Representantes y maneja la agenda legislativa del gobierno, se ve involucrada en un nuevo escándalo de corrupción asociado al mercado bursátil.

A tan solo unas pocas semanas de iniciar el debate en el Congreso para otorgar subsidios por US$ 52.000 millones para la industria tecnológica, su esposo Paul Pelosi adquirió 20.000 acciones de la firma tecnológica Nvidia Corporation por un monto de entre 1 y 5 millones de dólares.

Se trata de una empresa multinacional especializada en la producción de semiconductores para el procesamiento gráfico, con sede en California. De forma muy conveniente, el proyecto en cuestión supone créditos fiscales aplicados específicamente a la industria de semiconductores.

Inmediatamente, congresistas republicanos empezaron a denunciar que Paul Pelosi, un conocido corredor de bolsa de Nueva York, además de ser el dueño de la empresa financiera Financial Leasing Services, operó con información privilegiada proveída por su esposa, lo cual constata un crímen financiero en Estados Unidos.

El Congreso aún no ha dispuesto de una resolución oficial acerca de la iniciativa de los demócratas, pero el bloque demócrata en el Senado confirmó que ya tiene suficiente apoyo político para aprobar el proyecto y enviar el dictamen definitivo al presidente Joe Biden.

La noticia de que el Senado llegó a un acuerdo no estuvo disponible para el público hasta hace solo unos pocos días, pero Paul Pelosi realizó movimientos financieros extrañamente convenientes mientras en teoría todavía se estaba negociando.

La presidente de la Cámara ahora enfrenta acusaciones de haberle anticipado a su marido que el acuerdo estaba llegando a buen puerto, y que compre las acciones de $NVDA porque con la aprobación del proyecto de ley, su valor iba a atravesar una fuerte suba bursátil.

Mantener un conflicto de intereses a la hora de desempeñar su cargo.

Además, no es la primera vez que denuncian a Nancy por un conflicto de intereses a la hora de desempeñar su cargo. Solamente operando con la compra y venta de acciones de las famosas Big Tech, los Pelosi adquirieron ganancias superiores a los US$ 30 millones en los últimos 10 años, con rendimientos holgadamente superiores al que registraron indicadores de mercado como el S&P 500.

La propia Nancy Pelosi se encargó de liderar una férrea oposición a la aprobación de una ley que prohíba a los familiares directos de diputados y senadores operar con acciones o instrumentos bursátiles mientras mantengan funciones legislativas.

Este tipo de accionar despertó severas críticas tanto desde la derecha del Partido Republicano como incluso desde la propia izquierda dentro del Partido Demócrata, que está en busca de destronar a la líder legislativa en caso de retener la Cámara Baja después de las elecciones de noviembre.

Fuente: La Derecha Diario

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.