Redacción BLes –La oficina de la fiscal general del estado de Nueva York citó al expresidente y dos de sus hijos, Ivanka y Donald Jr. a declarar como parte de la investigación –que ya lleva dos años– sobre una supuesta manipulación de los valores de las propiedades de la Organización Trump.

La oficina de la fiscal general Leticia James dijo a los medios que busca la declaración bajo juramento del expresidente y dos de sus hijos para avanzar con la investigación civil iniciada en 2019.

Aunque la citación fue presentada el 1 de diciembre del año pasado, recién este lunes 3 de enero, cuando los abogados de Ivanka y Donald Jr. dijeron que sus clientes no cumplirían con la orden, la noticia se supo.

“A pesar de los numerosos intentos de retrasar nuestra investigación por parte de la Organización Trump, confiamos en que nuestras preguntas serán respondidas y la verdad será descubierta porque nadie está por encima de la ley”, dijo una vocera de la oficina a The Hill.

La Dra. James acusa a la Organización Trump de inflar los precios de varias de sus propiedades a la hora de pedir préstamos bancarios y de achicarlos cuando se trata de pagar impuestos.

Si bien la investigación de James es de carácter civil, según Breitbart, ella también estuvo involucrada en la investigación criminal llevada a cabo por el ex fiscal de distrito Cyrus Vance Jr. que antes de dejar su puesto presentó cargos por evasión de impuestos contra el jefe de finanzas de la Organización Trump, Allen Weisselberg.

En declaraciones a la prensa, la abogada de Trump, Dra. Alina Habba, tildó a James como una de las ‘peores fiscales generales del país’, cuya única motivación es la ‘animosidad política y el deseo de acosar, intimidar y tomar represalias contra un ciudadano particular al que considera un oponente político’.

“La forma en que ha armado su oficina a través de esta caza de brujas política excede todos los límites de las normas fiscales y viola los derechos constitucionales básicos. Sus acciones son una amenaza para nuestra democracia y pienso hacerla responsable en toda su extensión”, declaró la Dra. Habba.

Los argumentos de la representación legal de la Organización Trump es que la fiscal general, usando las citaciones está intentando ‘eludir todo el proceso del gran jurado’ y permitirlo sentaría un ‘peligroso precedente’ debido a la falta de imparcialidad por la rivalidad política.

En diciembre, Trump demandó a la fiscal general de Nueva York por violar sus derechos constitucionales e intentar dañar su carrera política.

Trump bajo constante presión de los demócratas

El año pasado, el exalcalde de Nueva York, Bill De Blasio, logró quitarle la concesión a la Organización Trump, de un club de golf en la ciudad con el que tenía contrato hasta el 2035.

De Blasio dijo que la ciudad no quería tener relación con Trump luego de los incidentes del 6 de enero en el Capitolio, a pesar de que el expresidente fue absuelto en el segundo juicio político que lo acusaban de haber instigado a sus seguidores y el FBI no encontró evidencia de que los incidentes hubieran sido coordinados.

Trump y los vecinos de la zona renegaron de la decisión porque el campo de golf estaba generando trabajo e ingresos para la zona y además el expresidente perdió mucho del dinero invertido en acondicionar la instalación.

En un frente diferente, pero bajo el mismo esfuerzo, el comité selecto formado principalmente por los demócratas que investigan los incidentes del 6 de enero, han logrado obtener los registros confidenciales de Trump mientras estaba en la Casa Blanca a pesar de varios intentos de Trump para bloquearlos citando “privilegio ejecutivo”.

El Comité ha citado a declarar a varios ex funcionarios de Trump e incluso los ha remitido al Departamento de Justicia para que sean arrestados por desacato -lo que ocurrió- en lo que muchos han descrito como un fuerte sesgo político por parte de la justicia.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.