Redacción BLes – El anuncio de la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el martes del apoyo demócrata al Tratado de Libre Comercio con México y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés) marca una nueva victoria del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y le sitúa en una posición de fuerza respecto de China. 

Y es que, el hecho de que en medio de un juicio político al presidente Trump por parte de los demócratas, se firme el primer acuerdo comercial en generaciones apoyado por ambos partidos, demócrata y republicano, así como por los sindicatos y asociaciones de empresarios estadounidenses, lanza un potente mensaje al régimen comunista de Beijing. 

Estados Unidos puede estar separado políticamente, pero muestra una unidad sin fisuras en términos de políticas comerciales. 

Este histórico acuerdo, que revisa el Tratado de Libre Comercio de América del Norte de la era Clinton, comúnmente conocido como NAFTA, requerirá que el 75 por ciento de los componentes del automóvil se fabriquen en los Estados Unidos, Canadá y México y que el 40 al 45 por ciento de esas piezas sean fabricadas por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora para 2023, de acuerdo con Fox News.

Si el Partido Comunista Chino (PCCh) pensaba que el presidente Trump podría querer alcanzar un acuerdo con Beijing antes de las elecciones presidenciales de 2020 y que su prisa podría jugar en su favor, sus esperanzas ciertamente se han desvanecido. 

El principal asesor económico del presidente Donald Trump, Larry Kudlow, dijo a CNBC ya en junio que promulgar un pacto comercial con México y Canadá para reemplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte era “más importante” para la economía estadounidense que un acuerdo con China.

La secuencia de eventos parece confirmar las previsiones de Kudlow ya que el presidente Trump dijo a principios de diciembre que puede que el acuerdo comercial con China tenga que esperar hasta después de las elecciones de 2020, de acuerdo con Reuters

“No tengo fecha límite, no”, dijo Trump a los periodistas en Londres, donde debía asistir a una reunión de los líderes de la OTAN.

“En cierto modo, me gusta la idea de esperar hasta después de las elecciones para el acuerdo sobre China. Pero quieren hacer un trato ahora, y veremos si el trato sería correcto o no; tiene que serlo”, agregó. 

El medio chino estatal The Global Times especula en un artículo de opinión que posiblemente los demócratas estratégicamente quieren impedir un acuerdo exitoso con el régimen chino:

“Desde la perspectiva de la política electoral, los demócratas tienen razones para impedir que la administración Trump llegue a un acuerdo con China que pueda promocionarse como una ‘victoria'”. 

“Quieren que el público de EE. UU. se concentre en el juicio político y despreciarán cualquier compromiso que el gobierno de Trump pueda alcanzar en las negociaciones comerciales con China”, agrega el articulista. 

Pero hay otra lectura de esto y es que la enorme desigualdad en las relaciones comerciales entre el régimen del PCCh y Washington es un motivo de preocupación tan serio en Estados Unidos, que logra que demócratas y republicanos se pongan de acuerdo. 

De hecho, Nancy Pelosi valoró la posición del presidente Trump respecto del PCCh durante una entrevista en septiembre con Jim Cramer de CNBC, y aseguró que el régimen chino no podía continuar violando la relación comercial con los Estados Unidos.

“Creo que el presidente tenía que hacer algo al respecto” afirmó.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds
Temas: