Redacción BLes– Un agente de policía que sirvió durante 19 años en el Departamento de Policía de Long Branch, Nueva Jersey, fue detenido después de que se le encontrara operando un laboratorio de metanfetamina en su casa, anunció el domingo 16 de mayo el fiscal del condado de Monmouth, Christopher Gramiccioni.

Christopher Walls, de 50 años, se enfrenta a cargos que podrían costarle hasta 20 años entre rejas por actividades ilegales.

Debido a un disturbio doméstico, la policía fue llamada a la residencia de Walls en la noche del 15 de mayo en West End Avenue, entonces alguien informó a la policía que estaba en la escena que el comportamiento de Walls ha sido sospechoso.

La policía descubrió que Walls ha estado almacenando “materiales, productos químicos e instrumentos consistentes con un laboratorio de metanfetamina tanto en el sótano de la residencia como en un cobertizo de la propiedad” que pueden ser utilizados para producir la droga sintética.

Se descubrieron residuos de metanfetamina en los locales en cristalería relacionada con la química.

Walls admitió que todos los ingredientes eran de su propiedad.

Le recomendamos: A IMAGEN y SEMEJANZA de TRUMP – Así se preparan los REPUBLICANOS para VOLVER a la CASA BLANCA

Ad will display in 09 seconds

El investigador reveló que el veterano oficial también poseía “libros relacionados con la fabricación de metanfetamina, explosivos y veneno”.

Una caja fuerte de armas no asegurada que contenía “dos armas largas, cuatro pistolas, ocho cargadores de gran capacidad y una gran cantidad de munición” fue encontrada cerca del lugar donde vive un niño.

El jefe de policía en funciones de Long Branch, Frank Rizzuto, suspendió a Walls sin sueldo justo después de la investigación.

“Los agentes de nuestra agencia arriesgan sus vidas a diario para proteger y servir a nuestros residentes. Es decepcionante, más allá de toda medida, que uno de nuestros oficiales haya podido arriesgar la seguridad de su familia y de sus vecinos con una conducta tan peligrosa. Las acciones de este oficial no reflejan la brújula moral de nuestros oficiales o de esta agencia”, dijo Rizzuto.

Tras la detención de Walls, el fiscal Gramiccioni dijo: “Gracias a la rápida actuación de nuestra oficina, el Departamento de Policía de Long Branch y la Policía Estatal de Nueva Jersey, se ha evitado un riesgo muy grave para la seguridad pública. Los esfuerzos de colaboración de nuestros organismos desmantelaron una situación muy peligrosa. Es especialmente penoso que este peligro haya sido causado por un agente de la ley jurado”.

Según el fiscal del condado de Monmouth, Christopher Walls está acusado en primer grado de mantener u operar una instalación de producción de sustancias peligrosas controladas (CDS), en segundo grado de posesión de un arma de fuego durante el curso de un delito de CDS, en segundo grado de riesgo de lesiones generalizadas, en segundo grado de poner en peligro el bienestar de un niño, en tercer grado de fabricación de CDS (metanfetamina) y en tercer grado de posesión de CDS (metanfetamina).

Amelia Jones – BLes.com