Redacción BLes- Una encuesta reciente en el estado de Pensilvania coloca al presidente Trump y a su rival demócrata Joe Biden, a solo 1.1 puntos de diferencia entre sí, y considerando el margen de error, esto podría significar un empate o una votación muy ajustada en uno de los estados claves para ganar las elecciones, según un reporte de Breitbart.

La encuesta fue realizada por el Grupo Trafalgar entre el 13 y el 15 de octubre pasado entre 1041 votantes y los resultados fueron 47.5% para Biden y 46.4% para Trump.

En las elecciones de 2016, las encuestas del Grupo Trafalgar eran las únicas que le daban la victoria a Trump con 1 punto por arriba de Hillary Clinton, y el resultado final fue una victoria de Trump con 0.7 puntos por lo que es considerada una de las encuestadoras más precisas ya que también acertaron con precisión las elecciones para gobernador de Florida donde ganó el republicano De Santis.

La encuesta cerró el día en que el escándalo de corrupción del hijo de Joe Biden, Hunter, fue expuesto en una historia del New York Post y cuyos detalles se siguen revelando gradualmente y quizás no reflejan el malestar de la gente con la corrupción de la familia Biden.

Muchas encuestadoras han sido criticadas por realizar sus muestreos con más votantes demócratas que republicanos lo que da como resultado encuestas infladas por el lado de Joe Biden, quizás en un intento de engañar al público sobre los verdaderos sentimientos de los estadounidenses. 

No obstante, la campaña de Trump se ha caracterizado por sus eventos políticos masivos, enérgicos, con el característico carisma y optimismo del presidente Trump que, a pesar de tener en contra a los medios principales masivos, junto con la influencia y censura de las redes sociales, y las elites de Hollywood que aprovechan su fama para llamar a los americanos a votar por Biden a veces con estrategias absurdas como mostrándose desnudos, no para de reunirse con sus simpatizantes por todo el país para prometerles “mantener América grandiosa” (KAG).

Otra encuesta reciente de Gallup encontró que hoy en día más estadounidenses se identifican con el Partido Republicano que con el demócrata, siendo que históricamente este último es muchas veces más grande que el republicano en cantidad de miembros registrados.

La actriz Kirstie Alley, famosa por la película “Mira quien habla” que protagonizó con John Travolta a principios de la década de los ’90, declaró recientemente su apoyo por el presidente Trump y explicó por qué.

“Voy a votar por @realDonaldTrump porque él NO es un político. Voté por él hace 4 años por esta razón y votaré por él de nuevo por esta razón. Él hace las cosas rápidamente y hará que la economía cambie rápidamente.”

Alley dijo que le gusta Trump porque “tiene mucha energía… tiene más energía que cualquier ser humano que haya visto en realidad y creo que lo más importante que mencioné en ese tweet fue que estoy muy cansada de los políticos de carrera”, dijo.

Por su lado Joe Biden decidió dejar de realizar eventos políticos hasta el próximo debate presidencial. Biden ha sido grabado varias veces desatinando o perdiendo el hilo de lo que intenta decir y este es un gran contraste con la vitalidad e inteligencia del presidente Trump.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com