Redacción BLesUna mujer de nombre Tami Burages, lamenta la  dolorosa pérdida de su sobrino de 13 años, tres días después de tomar la segunda dosis de la vacuna Pfizer, y señala que los padres deben ser advertidos del riesgo al que someten a sus hijos. 

“Hoy hace una semana, el hijo de 13 años de mi hermano recibió su segunda vacuna contra el covid. Menos de 3 días después murió”, inicia su relato según en una serie de tuits del 20 de junio. 

“Los resultados de la autopsia inicial (realizada el 18 de junio) fueron que su corazón estaba agrandado y había algo de líquido a su alrededor. No tenía problemas de salud conocidos. No tomaba medicamentos”.

Y agrega: “Nuestra familia está devastada. Luché con publicar esto en Twitter. Soy pro-vacuna. Vacunamos a mi propio hijo de 14 años tan pronto como estuvo disponible. “Sé que es ‘mayormente seguro’. Pero Jacob está muerto ahora”

“La CDC necesita investigar esto. Ha habido otros casos de miocarditis en hombres jóvenes que recibieron su segunda [dosis de] Pfizer. ¿Han muerto otros por ello en los Estados Unidos o es mi sobrino el primero? Creo que los padres deben ser advertidos del riesgo”.

Asimismo, Burages cuestiona si los niños deberían ser utilizados como víctimas de la búsqueda de una solución contra el virus PCCh (Partido Comunista de China), dadas las “cuestiones morales, éticas y de salud que necesitan respuesta”, involucradas. 

“Si Jacob no hubiera recibido la segunda dosis creemos que estaría vivo hoy”, enfatizó expresa la entristecida tía que detalló que un miembro del equipo forense sugirió que se trataba de un “evento cardíaco”.

Por su parte, uno de los usuarios de Twitter, en respuesta a Burages expresa su temor acerca de hacer vacunar a su hijo de 13 años y cita una recomendación emitida por  la Organización Mundial de la Salud (OMS) vigente el 3 de junio. 

“Los niños no deben ser vacunados por el momento. Todavía no hay suficientes pruebas sobre el uso de vacunas contra la COVID-19 en los niños para hacer recomendaciones sobre la vacunación de los niños contra la COVID-19. Los niños y adolescentes tienden a tener una enfermedad más leve en comparación con los adultos”, advierte la OMS.

Le recomendamos: El Proyecto “BLUE BEAM” y la LLEGADA del “NUEVO MESÍAS”

Ad will display in 09 seconds

Hasta ahora son muchas las muertes y aún más los efectos adversos generados por las llamadas ‘vacunas’ de todas las marcas, que en última instancia es un medicamento que recibió una aprobación de ‘emergencia’ y aún no alcanza la categoría de vacuna oficialmente reconocida como tal. 

De hecho, varios especialistas en la materia han lanzado advertencias imperiosas sobre este medicamento experimental, y en particular sobre el peligro que implican para los niños. 

Uno de ellos es el especialista alemán en microbiología y epidemiología, Dr. Sucharit Bhakdi, enfatizó en los peligros que implica la polémica vacuna contra el virus PCCh (Partido Comunista de China) cuando se le aplica a los niños.

En su concepto, las vacunas de todas las marcas hacen que el sistema inmunológico “explote en acción para combatir al virus”, lo que simultáneamente dispara la formación de trombos sanguíneos, con efectos que pueden causar la muerte, de acuerdo con un video publicado el 29 de mayo.

Con consecuencias terribles: “Lo que significa que cuando uno se pone esta vacuna está permitiendo que su cuerpo desencadene la reacción que es potencialmente letal”

Y advierte: “Por lo tanto, aconsejo encarecidamente a la gente que no se ponga la vacuna, si quiere como adulto puede hacerlo, pero debe darse cuenta de que está sufriendo una amenaza”.

Además, condena hacerlo con los niños por encontrarse indefensos: “No se la ponga a los niños porque no tienen absolutamente ninguna posibilidad de defenderse por sí mismos, si se la pone a su hijo está cometiendo un crimen”.

José Hermosa – BLes.com