Redacción BLes – La población demócrata de Tucson en Arizona [EE. UU.] votó el martes por aplastante mayoría en contra de convertirse en una ciudad santuario. 

Los políticos demócratas son los más incondicionales defensores de las políticas santuario en Estados Unidos y Tucson, la segunda ciudad más importante de Arizona, es un fuerte bastión demócrata. 

Sin embargo, y de manera contundente, el martes los votantes y políticos de Tucson rechazaron de plano la aprobación de una proposición que convertiría la ciudad en un santuario para la inmigración ilegal, de acuerdo a AP News.

La Proposición 205, impulsada por un grupo de activistas, buscaba neutralizar así en la localidad la ley de inmigración de Arizona de 2010 conocida como SB1070. 

Para ello aplicaría las siguientes medidas:

1.- Prohibir a las autoridades revelar el estado legal migratorio de los detenidos.

2.- Prohibir a la policía local contactar con el Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés).

3.- Prohibir a los empleados públicos preguntar el estado legal migratorio de las personas que atiendan. 

El alcalde demócrata de Tucson, Jonathan Rothschild, se mostró también contrario a la proposición argumentando que le preocupan las consecuencias no deseadas derivadas de la aplicación de estas medidas. 

“La Proposición 205 dañaría irreparablemente esta comunidad en maneras que no tienen nada que ver con la inmigración”, aseguró Rothschild según Fox News. 

“La proposición 205 haría mucho más difícil para el Departamento de Policía de Tucson el trabajo de atrapar criminales y nos restaría mucha seguridad”, añadió el alcalde demócrata quien argumentó que esta proposición podría provocar también la pérdida de financiación estatal y federal.

Por su parte, el presidente del sindicato de la Patrulla Fronteriza de Tucson, Brandon Judd, aseguró en una entrevista con Fox News que las ciudades santuario “invitan a la inmigración ilegal, ponen más presión a la patrulla fronteriza (…) y envían un claro mensaje a los traficantes y potenciales inmigrantes ilegales de que está bien cruzar ilegalmente nuestras fronteras y violar las leyes”. 

“Ese no es un buen mensaje que lanzar”, añadió Judd. 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado las políticas de santuario desde que estaba en campaña, diciendo que protegen de la deportación a criminales peligrosos que están en el país ilegalmente.

Por ello el presidente ha condicionado la concesión de determinados fondos a los estados y ciudades a la voluntad que estas muestren de cooperar con las autoridades migratorias federales como el ICE. 

El presidente también está luchando contra la inseguridad que causan las ciudades santuario en los tribunales y la semana pasada solicitó a la Corte Suprema la revocación de una ley del estado de California que prohíbe a las autoridades estatales cooperar con los funcionarios federales de inmigración. 

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.