Redacción BLes – El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump aseguró ayer domingo en Twitter que el presidente de Turquía le ha asegurado que ellos acabarán con lo que queda de ISIS en Siria y que las tropas estadounidenses volverán a casa. 

“El presidente Erdogan de Turquía me ha informado firmemente que erradicará todo lo que quede de ISIS en Siria… y es un hombre que puede hacerlo, además, Turquía está en la “puerta de al lado”. ¡Nuestras tropas vuelven a casa!”, aseguró Trump.

El senador Rand Paul respaldó la decisión de Trump de retirar las tropas estadounidenses de Siria asegurando que “no debería ser el trabajo de Estados Unidos reemplazar a los regímenes en todo el mundo”.

“Esto es lo que el presidente Trump reconoció en Irak, que fue el mayor desastre de política exterior de las últimas décadas, y tenía razón… Los generales aún no se han dado cuenta de este error”, declaraciones que el mismo Trump compartió en Twitter. 

El senador añadió que está muy orgulloso del presidente por cumplir lo que prometió a sus votantes “hemos estado durante demasiado tiempo en demasiados lugares, hemos gastado trillones de dólares en guerras por doquier”, prosiguió Paul.

Una de las promesas de campaña del presidente Trump era poner América primero y traer a casa las tropas que llevan años en Irak, Siria o Afganistán y, con la ayuda de Turquía ahora está determinado a llevarlo a cabo. 

Durante una llamada de teléfono de la que Trump habló en Twitter, ambos mandatarios acordaron la “gradual y altamente coordinada retirada de las tropas estadounidenses de la zona”. 

“Acabo de recibir una llamada larga y productiva con el presidente Erdogan de Turquía. Hablamos sobre ISIS, nuestra participación mutua en Siria y el retiro gradual y altamente coordinado de las tropas estadounidenses de la zona. Después de muchos años vuelven a casa. También discutimos ampliamente sobre comercio”, escribió el mandatario. 

La orden de retirar los 2.000 efectivos estacionados en Siria fue firmada ayer domingo por el aún secretario de Defensa, James Mattis, informó Fox News. 

La reacción del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu ha sido de tranquilidad. “La decisión de retirar 2.000 soldados estadounidenses de Siria no cambiará nuestra política coherente: continuaremos actuando contra los intentos de Irán de atrincherarse militarmente en Siria y, en la medida necesaria, incluso expandiremos nuestras acciones allí”, explicó Netanyahu según The Jerusalem Post.

“Me gustaría tranquilizar a los que están preocupados”, continuó Netanyahu. “Nuestra cooperación con los EE. UU. continuará en su totalidad y encontrará expresión en muchas áreas: operaciones, inteligencia y muchas otras esferas de seguridad”, agregó. 

Los combatientes sirios respaldados por Turquía se están preparando para desplegarse en el este de Siria junto a las tropas turcas, una vez que se retiren las fuerzas estadounidenses, y que sus fuerzas comenzaron a concentrarse en la línea del frente de una ciudad en poder de las fuerzas lideradas por los kurdos según Fox News.

Ir a la portada de BLes