Redacción BLes – El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, podría estar valorando la posibilidad de otorgar poder de decisión sobre la admisión de refugiados a los estados y ciudades del país. 

Un borrador de una orden ejecutiva filtrado al medio NBC News establece que las jurisdicciones locales y estatales podrían decidir sobre los refugiados que la administración federal les haya asignado para acoger.  

Según el borrador, el gobierno federal acogería a los refugiados únicamente cuando los gobiernos estatales y locales pertinentes hubieran consentido participar en el programa que permite a los solicitantes establecerse.

[¿Por qué el presidente Trump estaría interesado en comprar Groenlandia?]

Un alto funcionario del departamento de Servicios Humanos del gobierno estadounidense declaró al mismo medio que la medida está siendo evaluada por los abogados y el personal de diferentes agencias gubernamentales. 

Esta normativa tendría una excepción a esta discrecionalidad de las administraciones locales y estatales para decidir, y es en el caso de que la persona tuviera ya familia asentada en el territorio, en cuyo caso su aceptación sería automática. 

[Muy pronto algunas revelaciones sobre la investigación de la colusión rusa podrían “sacudir Washington”, advierte experto]

La diferencia entre la solicitud de asilo y la de refugiado es que la primera se comienza a tramitar una vez que el solicitante llega a la frontera o tras ingresar legalmente al país, mientras que la de refugiado se cursa desde el extranjero. 

El programa de refugiados de Estados Unidos establece anualmente el número de personas que son admitidas en el país.

Para el año 2018 el presidente Trump determinó que se admitieran a 45.000 solicitantes, manteniendo al país como el que más refugiados admite del mundo, según un comunicado de la Casa Blanca. En 2019 el número fue de 30.000. 

“De conformidad con la sección 6 de la Orden Ejecutiva 13780, ‘Protección de la nación contra la entrada de terroristas extranjeros en los Estados Unidos’, el Gobierno (…) está tomando medidas adicionales para mejorar el control de las personas que buscan la admisión como refugiados con el fin de mejorar la seguridad de los Estados Unidos”, aseguró el mismo comunicado.

Desde 1975, y según datos oficiales, Estados Unidos ha acogido a más de 3 millones de refugiados de todo el mundo, y cada año suele admitir a casi dos tercios de los refugiados del planeta.

El objetivo principal de la política de refugiados de los Estados Unidos es ayudar a protegerlos y apoyar soluciones duraderas para ellos, incluso devolviéndolos a sus hogares de manera segura, “donde puedan reunirse con amigos y familiares y ayudar a reconstruir sus comunidades”.

No se ha producido confirmación oficial del estado de esta nueva medida más allá de la filtración publicada por NBC News.

Le puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__