Redacción BLes – El presidente de los EE. UU., Donald J. Trump, defendió las mejoras de su administración en la “política demócrata de separación de los niños en la frontera”, advirtiendo que se trata de una medida disuasoria para impedir que continúe el tráfico de niños que son comercializados por las redes de migración ilegal, con la intención de facilitar el ingreso en el país de sus acompañantes.

“La política demócrata de separación de niños en la frontera durante la administración de Obama fue mucho peor que la forma en que la manejamos ahora”, escribió el mandatario el domingo. 

“Recuerden la foto de 2014 de niños en jaulas -los años de Obama-. Sin embargo, si no se separan, mucha más gente vendrá. ¡Los contrabandistas usan a los niños!”, añadió.

En este sentido, cabe destacar que el director de investigaciones de un reconocido grupo de vigilancia judicial internacional, coincide con el dictamen del presidente Trump.

Hace unos meses reveló que en la caravana de migrantes ilegales centroamericanos que se dirigía a la frontera entre México y EE. UU. se está traficando con personas, según informó Sputnik News.

“Este asunto de la caravana presenta una oportunidad para una actividad criminal increíble”, advierte Chris Farrell, director de investigaciones de Judicial Watch en un informe publicado recientemente, afirmando que los agentes del orden de Guatemala rescataron a siete niños y arrestaron a algunos traficantes que operaban dentro de la caravana.

Asimismo, el director del FBI Christopher A. Wray aseveró durante una conferencia de prensa el 14 de junio de 2018 en Washington, que el departamento había rescatado, en menos de seis meses, a 1.305 niños de las garras de pedófilos; una semana después de que el Departamento de Justicia hiciera público que habían arrestado a más de 2300 sospechosos de abuso y tráfico sexual infantil, en una importante operación a nivel nacional.

En esas fechas, la fiscalía peruana también anunció que acusaba al general Raúl Becerra Velarde, exdirector de la policía nacional de Perú, de pertenencia a la banda identificada como “Los Desalmados del Tráfico Humano”.

La organización comerciaba con niños y bebés de Arequipa, y retenía mujeres embarazadas, entre sus cuantiosos crímenes, indicó el oficial a cargo del operativo, el general Walter Ortiz, a AP.

Cada año, miles de niños en Estados Unidos son víctimas de abuso sexual. En todo el mundo, más de un millón de niños están siendo explotados sexualmente, según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo.

ir a la Portada de BLes.com.