A veces, unas pocas frases te dicen más sobre una persona -y, lo que es más importante, sobre una ideología- que sobre una tesis aprendida.

Ese es el caso de los tweets de Hillary Clinton y el expresidente Barack Obama hace dos días en respuesta al asesinato masivo de más de 300 cristianos y otras personas en Sri Lanka.

Sus tweets merecen un análisis serio porque revelan mucho sobre la izquierda. Por supuesto, también revelan mucho sobre Clinton y Obama, pero eso no me interesa.

Y eso también es importante. Muchos estadounidenses -especialmente los conservadores y los “independientes”- están más interesados en los políticos individuales que en las ideologías políticas.

Muchos conservadores llevan mucho tiempo obsesionados con Clinton, tanto que probablemente cualquier otro demócrata habría derrotado a Donald Trump, ya que la ira conservadora específicamente hacia ella impulsó a mucha gente a las urnas.

De la misma manera, los Republicanos que nunca cambian de opinión están obsesionados con Trump más que con la política. Les importan más los defectos personales de Trump que los peligros mortales que la izquierda representa para Estados Unidos y Occidente o las políticas conservadoras de éxito único que Trump promulga.

Y los independientes dicen que votan “por la persona, no por el partido”.

Sólo los izquierdistas entienden que uno debe votar a la izquierda sin importar quién es el demócrata, sin importar quién es el opositor republicano. Los izquierdistas son completamente intercambiables: No hay diferencia ideológica entre los aproximadamente 20 demócratas que se postulan a la presidencia. El alcalde Pete Buttigieg no está ni un grado a la derecha de Kamala Harris o Elizabeth Warren.

Por eso es importante entender los tweets de Clinton y Obama: entender a la izquierda, no a él o ella.

Aquí están los tweets:

Obama: “Los ataques contra turistas y fieles de Pascua en Sri Lanka son un ataque contra la humanidad. En un día dedicado al amor, la redención y la renovación, oramos por las víctimas y estamos con el pueblo de Sri Lanka”.

Tres horas más tarde, Clinton tuiteó: “En este fin de semana santo para muchas religiones, debemos estar unidos contra el odio y la violencia. Estoy orando por todos los afectados por los horribles ataques de hoy contra los adoradores de la Pascua y los viajeros en Sri Lanka”.

Como ambos escribieron “adoradores” de la misma manera idiosincrática y usaron el término “adoradores de Pascua“, es probable que tuvieran los mismos escritores o que Clinton copiara a Obama.

Esto es lo que es crítico: Ninguno de los dos usó la palabra “cristianos”. Y para evitarlo, llegaron a inventar un nuevo término – “adoradores de la Pascua”- hasta ahora desconocido para cualquier cristiano.

Cuando los judíos fueron asesinados en la sinagoga del Árbol de la Vida en Pittsburgh, Clinton mencionó la sinagoga en un tweet. Pero en su tweet post-Sri Lanka, a pesar del bombardeo de tres iglesias llenas de cristianos, Clinton no hizo ninguna mención de la iglesia o las iglesias.

En un tweet después de la masacre de musulmanes en Nueva Zelanda, escribió que su corazón se rompió por “la comunidad musulmana global”. Pero en su último tweet, ni una palabra sobre los cristianos ni sobre la comunidad cristiana global.

Obama también escribió en su tweet sobre Nueva Zelanda que estaba de luto con “la comunidad musulmana” por la “horrible masacre en las mezquitas”. Pero en su tweet sobre Sri Lanka, no se menciona a los cristianos ni a las iglesias.

Clinton, por su parte, se aseguró de condenar la “islamofobia”, pero no escribió ni una palabra sobre el odio mucho más destructivo y generalizado hacia los cristianos en el mundo musulmán, viendo la eliminación virtual de las comunidades cristianas en el Medio Oriente, los asesinatos y secuestros regulares de cristianos coptos en Egipto, y el asesinato de cristianos en Nigeria.

La ex secretaria de Estado hace un llamamiento a los “líderes de todo el mundo” para que condenen a los “terroristas de la supremacía blanca”, uno de los grupos de odio más pequeños de la Tierra, pero nunca hace un llamamiento a los líderes de todo el mundo para que condenen a los terroristas islamistas, el grupo de odio más grande de la Tierra.

Estos dos tweets te dicen mucho sobre Hillary Clinton y Barack Obama. Pero lo más importante es que te dicen mucho sobre la izquierda.

Artículo publicado originalmente por Dennis Prager en Daily Signal.

Ir a la portada de BLes.

Categorías: América EE. UU.

Video Destacados