Sarah Sanders, la portavoz de La Casa Blanca, rindió declaraciones sobre los demócratas y sus preferencias entre las fronteras abiertas o el gobierno funcionando, a través del programa “CBS This Morning, del 28 de diciembre.

“El presidente ha estado dispuesto a negociar sobre este punto y los demócratas no han estado dispuestos a hacer nada. Y esa es la parte triste. Se preocupan más por mantener abiertas nuestras fronteras que por mantener abierto nuestro gobierno”, expresó Sanders ante las cámaras.

A pesar de que la Casa Blanca ofreció alternativas para que el gobierno abriera sus actividades, cerradas desde el miércoles 26 de diciembre, los demócratas tan solo se presentaron durante seis minutos y 36 segundos, después de Navidad.

De igual manera, fueron muy pocos los legisladores que asistieron al Capitolio, a la Cámara de Representantes y al Senado.

“Es un día muy triste cuando no podemos hacer que los demócratas se presenten a trabajar y se sienten con nosotros y tengan estas conversaciones y traten de ayudar a encontrar soluciones reales y hacer algo“, dijo la secretaria de prensa de la oficina del gobierno.

Cerca de 800.000 funcionarios no están recibiendo el sueldo, desde el sábado no hay actividades en nueve dependencias y decenas de agencias federales. Unos 420.000 empleados a los que se considera esenciales trabajan sin goce de sueldo de momento, mientras que 380.000 están cesantes.

“La verdadera cuestión aquí es que Nancy Pelosi solo busca proteger a sus interlocutores y no proteger sus fronteras, y por eso no está dispuesta a negociar con nosotros y no está dispuesta a hacer ningún tipo de trato ni a ayudar a hacer lo que sea necesario“, también comentó la portavoz.

Después de justificar con argumentos suficientes, el presidente Donald Trump requiere que se apruebe el presupuesto de 5.000 dólares para su construcción, lo que no se ha podido realizar por falta de los votos de los senadores demócratas.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.