Redacción BLes – La Junta de Supervisores de la ciudad estadounidense de San Francisco propone establecer un nuevo lenguaje más suave para referirse a los delincuentes o drogadictos en la ciudad. 

En medio de una las peores crisis de criminalidad, drogadicción, personas sin hogar y calles llenas de basura que vive la ciudad gobernada por la alcaldesa demócrata London Breed, el organismo municipal propone sustituir determinados términos por otros más suaves, vagos y considerablemente más largos, reportó el San Francisco Chronicle. 

La resolución no vinculante aprobada en julio establece cambiar el nombre de varias denominaciones comunes utilizadas a nivel nacional. A continuación, algunos ejemplos: 

Un delincuente convicto pasaría a llamarse “persona anteriormente encarcelada”, una persona “involucrada con la justicia” o simplemente un “residente que regresa”.

[“Su ideología liberal arruinó mi negocio”, reprocha una empresaria al gobernador de California]

Los drogadictos se convertirían en “personas con antecedentes de consumo de sustancias”.

Un delincuente juvenil sería conocido como “persona joven con participación en el sistema de justicia”, o una “persona joven afectada por el sistema de justicia juvenil”.

Las personas en libertad condicional se conocerían como “personas bajo supervisión”. 

[EE. UU.: La costa oeste presenta altos niveles de heces debido a los miles de ‘sin techo’, alerta experto]

En línea con esta resolución, que aún no ha sido adoptada de manera oficial dado su rango legal de recomendación, ya se aprobó en California en 2014 la conocida como Ley de Vecindarios y Escuelas Seguras que redujo radicalmente la aplicación y las sanciones por una variedad de delitos no violentos como la defecación pública y otros delitos relacionados con el ‘estilo de vida’. 

La situación de crisis en el estado de la costa oeste del país ha degenerado a tal punto que varias playas de la costa californiana están contaminadas con bacterias fecales muy por encima de los mínimos de salubridad requeridos para el baño. 

California, gobernado por el demócrata Gavin Newsom, ha tenido una estricta política de ‘estado santuario‘ vigente desde 2014, lo que significa que prohíben a los empleados públicos, incluida la policía, colaborar con la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, el conocido como ICE.

De acuerdo con las estadísticas del Centro de Estudios de Inmigración (CIS por sus siglas en inglés) proporcionadas al Comité Judicial del Senado, durante nueve meses del año 2017 142 miembros de pandillas, que el ICE intentaba deportar, fueron liberados por policías locales en virtud de la normativa de “ciudad santuario”, en lugar de ser transferidos a la custodia del ICE.

Dos tercios de los casos a nivel nacional ocurrieron en California. Quince de los extranjeros eran miembros de la pandilla MS-13 y 127 eran miembros de otras pandillas.

Confirmando estos datos, la propia resolución aprobada por la Junta de Supervisores de San Francisco reconoce que 1 de cada 5 residentes en California tiene antecedentes penales. 

Por su lado, el portavoz de la policía, David Stevenson, dijo al San Francisco Chronicle que el departamento ya ha informado a su personal y “están investigando el posible impacto [de la medida] en las operaciones y las comunicaciones”.

Le puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.