- BLes - https://bles.com -

Qué es la “política de la Ciudad de México”, la medida contra el aborto que está impulsando Trump

Redacción BLes – Este martes el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció la ampliación de la ‘Política de Ciudad de México’ que busca que el dinero de los contribuyentes estadounidenses no acabe financiando el aborto ni directa ni indirectamente. 

Pero ¿qué es exactamente la ‘Política de Ciudad de México’ y cuál es su historia? 

Esta medida fue aprobada por primera vez en 1984 en Ciudad de México, de donde tomó el nombre, por el presidente de los Estados Unidos entonces, Donald Reagan, según explica Population Research Institute. 

La Política requería que las organizaciones no gubernamentales (ONG) acordaran como condición para recibir fondos federales que dichas organizaciones no realizarían ni promoverían activamente el aborto como un método de planificación familiar en otras naciones.

Le puede interesar: Avance provida en EE. UU.: dos estados prohíben el aborto a partir de las 18 semanas de embarazo [1].

En 1993 el presidente William Clinton rescindió la Política de la Ciudad de México el 22 de enero con el “Memorándum para el Administrador Interino de la Agencia para el Desarrollo Internacional.

Sin embargo, el presidente George Bush lo volvió a restablecer en 2001 declarando: 

“Estoy convencido de que los fondos de los contribuyentes no deben utilizarse para pagar abortos o para abogar o promover activamente el aborto, ya sea aquí o en el extranjero”.

Con la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama, la Política de la Ciudad de México volvió a quedar rescindida el 23 de enero de 2009 con el “Memorando para el Secretario de Estado, el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional”. 

Durante los años de Obama, se produjo la expansión más significativa de la multinacional del aborto, Planned Parenthood, muy apoyada y protegida por el matrimonio Clinton. 

Finalmente, esta medida volvió a ser nuevamente restaurada apenas tomó posesión Donald Trump de la presidencia del país, el 23 de enero de 2017.

Trump restableció el Memorando Presidencial del 22 de enero de 2001 de Bush a la vez que ordenó a su secretario de Estado que tomara “las medidas necesarias para garantizar que los dólares de los contribuyentes estadounidenses no financien organizaciones o programas que apoyen o participen en la gestión de un programa de aborto coercitivo o esterilización involuntaria”.

Sin embargo, esta semana la administración Trump [2] ha ido un paso más allá aún y a través de su secretario de Estado, Mike Pompeo ha ampliado el ámbito de aplicación de esta medida. 

Desde el martes, queda prohibido no solo que las organizaciones financiadas por EE. UU.  fomenten o practiquen el aborto ellas mismas, sino que apoyen a otros grupos que respalden o realicen esta práctica. 

“Continuaremos negándonos a brindar asistencia a las ONG extranjeras que realizan o promueven activamente el aborto como un método de planificación familiar”, explicó Pompeo el martes.

“Ahora, como resultado de mi decisión de hoy, también estamos dejando claro que nos negaremos a brindar asistencia a las ONG extranjeras que brindan apoyo financiero a otros grupos extranjeros en la industria mundial del aborto”, agregó.

Ir a la portada de BLes [3]

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Mundo? ¡Suscríbete!