Redacción BLes – La representante estatal de Pensilvania, Wendy Ullman, se convirtió en el blanco de las críticas de conservadores y sectores pro-vida y pro-familia, tras referirse a los abortos espontáneos como “solo algo de desorden en una servilleta”, durante una audiencia el martes.

Realizó tal declaración mientras se discutía el proyecto de ley 1890 de la Cámara de Representantes, que propone que “los restos de niños no nacidos” resultantes de abortos, se incineren o entierren debidamente si los padres así lo requieren, y no se traten como desperdicios médicos.

“Esta legislación establecerá requisitos para la disposición final de los restos de niños no nacidos después de su fallecimiento”, explicó en su propuesta el representante republicano Franxis X. Ryan, impulsor principal de la iniciativa.

“He hablado abiertamente sobre la pérdida que sufrimos mi esposa y yo cuando perdimos a nuestro hijo nonato. Este proyecto de ley es sustancialmente similar a la legislación de Indiana que recientemente fue declarada constitucional por la Corte Suprema de los Estados Unidos”, continuó diciendo.

“Esto crea un acto independiente que proporcionará una disposición respetuosa de estas vidas inocentes que se han perdido”, concluyó.

“Un aborto involuntario temprano es solo algo de desorden en una servilleta”

“[El proyecto de ley 1890] se refiere específicamente al producto de la concepción después de la fertilización, que cubre una gran cantidad de territorio”, argumentó la representante demócrata Ullman en su controvertida intervención.

”Creo que todos entendemos el concepto de la pérdida de un feto, pero también estamos hablando de una mujer que ingresa a una instalación y tiene calambres y, para no ser, no ser concretos, un aborto espontáneo temprano es solo algo de desorden en una servilleta”, afirmó.

Las reacciones no se hicieron esperar. El vicepresidente de Política del Instituto de la Familia de Pensilvania, Tom Shaheen, denunció de inmediato el comentario de Ullman calificándolo como “uno de los comentarios más insensibles jamás pronunciados por un legislador del estado de Pensilvania”.

“Un aborto espontáneo, no importa cuán temprano, no resulta en un desastre en una servilleta sino en la pérdida de un hijo”, respondió Shaheen en un comunicado de la organización.

“Cada vida humana merece respeto, incluso cuando se pierde en una etapa temprana del desarrollo”, enfatizó.

“Los restos de los seres humanos deberían tratarse mejor que los desechos médicos. El proyecto de ley del representante Frank Ryan es un esfuerzo compasivo para ayudar a ofrecer un cierre a muchas madres y familias en Pensilvania”, agregó Shaheen.

“Todo pennsylvaniano debería estar horrorizado ante un comentario tan despiadado, que devalúa la vida e ignora el dolor experimentado por tantas mujeres y familias en Pennsylvania”, determinó.

“Qué mentira tan cruel, macabra, poco científica, deshumanizadora, insensible y desgarradora”, dijo la divulgadora y presentadora conservadora pro-vida, Liz Wheeler, en su cuenta de Twitter. “Pero los pro-abortistas tienen que mentir y deshumanizar o nadie apoyará su agenda de muerte”, sentenció.

Sin embargo, las ideas de Ullman no son un fenómeno aislado sino que se ajustan a las de la ola de demócratas y figuras de Hollywood que unen fuerzas contra el movimiento pro-vida, defendiendo el aborto y la eutanasia.

En junio, la feminista radical Sophie Lewis describió en una entrevista que el embarazo como un “trabajo gestacional” y el aborto como “violencia aceptable” y “una forma de asesinato que debemos ser capaces de defender”.

“Ley importante”

“Creo que esta es una ley importante que se aprobó para aquellos de nosotros que hemos perdido hijos y yo he perdido tres”, dijo al medio PennLive el representante Ryan, patrocinador de la medida.

“Mi proyecto no hace más que darles a los padres la opción a su cargo de cuidar los restos por su cuenta”, agregó. 

La iniciativa fue aprobada por el Comité de Salud de la Cámara, lo que la hizo avanzar a su tercera consideración en el pleno de la Cámara.

Cabe destacar que en 2018 el aborto se convirtió en la principal causa de muerte a nivel mundial. “Se calcula que cada año se producen entre 40 y 50 millones de abortos en el mundo. Esto corresponde a aproximadamente 125.000 abortos por día”, de acuerdo a las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud citadas por Worldometers, uno de los mejores sitios web de referencias estadísticas según la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. Candidato presidencial de EE. UU. postula el aborto para controlar la natalidad en países pobres.

. El oscuro negocio detrás de las clínicas de aborto en EE. UU. y otros lugares del mundo.

. El ministerio de Educación hace apología al aborto en textos escolares, denuncia congresista peruana.

. Acusan a Planned Parenthood de liderar una campaña de legalización del aborto en América Latina.

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Ad will display in 09 seconds