Redacción BLes – Un pandillero de la peligrosa banda MS-13 ha sido condenado a un año de prisión por volver a entrar en Estados Unidos de manera ilegal, reveló el viernes el departamento de Justicia. 

Fily Giovany Amaya-Martínez, de 36 años, un miembro conocido de la MS-13, fue deportado a expensas de los contribuyentes de los Estados Unidos a El Salvador en 2003 tras cumplir una condena por un delito grave en el Condado de Fairfax, Virginia. 

Sin embargo, en 2009 y tras ser acusado de cometer varios asesinatos en El Salvador, volvió a entrar ilegalmente a los Estados Unidos permaneciendo sin ser detectado en el norte de Virginia hasta 2018. 

“Luego de presuntamente cometer múltiples asesinatos en El Salvador, este violento pandillero MS-13 huyó de El Salvador y cruzó ilegalmente nuestra frontera sur para regresar a los Estados Unidos”, explicó G. Zachary Terwilliger, Fiscal Federal para el Distrito Este de Virginia en un comunicado oficial. 

“Este caso es un excelente ejemplo de nuestra necesidad de contar con fronteras sólidas y por qué esta oficina continúa priorizando los casos de inmigración criminal. Mi agradecimiento a los agentes de la fuerza de tareas dedicados contra las pandillas por su excelente trabajo en este importante caso y por eliminar a este peligroso delincuente de nuestra comunidad”, agregó el fiscal. 

Este asunto de la entrada ilegal de criminales a través de la frontera fue mencionado con preocupación por el propio presidente de los Estados Unidos, Donald Trump durante una visita a la frontera sur el viernes para inspeccionar la parte ya construida del muro. 

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

 

Ir al portada de BLes.

Video Destacados