Redacción BLes – La cabecera estadounidense New York Times (NYT) se ha visto forzada a pedir disculpas por una polémica publicación en Twitter en la que se compartía un artículo de opinión difamando al juez Brett Kavanaugh. 

Todo comenzó cuando el NYT posteó en Twitter un artículo de opinión publicado en el diario neoyorkino bajo el título Brett Kavanaugh encaja con los niños privilegiados. Ella no. 

El artículo vuelve a excavar en las acusaciones por supuestas ‘conductas inapropiadas’ del juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos que se esgrimieron ante el comité del senado que debía aprobar el nombramiento del magistrado para el alto tribunal el pasado otoño. 

[Periodista del New York Times quedó en evidencia por acusar falsamente a Trump de usar información privilegiada]

A pesar de que todas las acusaciones contra el juez quedaron desacreditadas, el artículo vuelve a intentar sembrar dudas sobre el juez centrándose en el caso de Deborah Ramírez, una exestudiante de Yale que acusó a Kavanaugh de agredirla sexualmente cuando ambos estudiaban en la Universidad de Yale. 

La cuenta oficial del NYT publicó un tuit con un lenguaje muy gráfico que despertó airadas críticas de todo el espectro político. This is.... such a profound lapse in judgment and common sense. Sexual assault isn’t harmless fun. What the hell is going on at the NYT?

“Que te impongan [la parte privada de un hombre] en tu cara puede parecer como una inofensiva diversión. Pero cuando Brett Kavanaugh se lo hizo a ella, Deborah Ramirez dice que esto confirmó que su lugar no estaba en Yale”, decía el tuit. 

[Los Clinton entrenaron secretamente a miles de activistas para manipular los medios de comunicación, revelaron nuevos documentos]

Inmediatamente, multitud de tuiteros escribieron comentarios de indignación al NYT. 

“Esto es… Un profundo error de juicio y de sentido común. La agresión sexual no es una diversión inofensiva. ¿Qué demonios está pasando en el NYT?”, comentó una mujer indignada. 

“No es un error de juicio, y no fue casualidad. Esto es lo que son. El NYT publica repetidamente material racista y sexista, especialmente en la página de opiniones (…)”, contestó otra persona.

“¿Qué están pensando en el New York Times? 1) Es una acusación desacreditada. 2) Si hubiera sucedido, ¿tales cosas son ‘diversión inofensiva’?”, escribió otro internauta. 

Ante la avalancha de comentarios el NYT se vio forzado a rectificar y pedir disculpas, sin embargo, tampoco estuvieron muy acertados en la manera de hacerlo y despertaron aún más polémica y desaprobación. 

“poorly phrased”

“Hemos borrado el anterior tuit para este artículo que estaba muy pobremente expresado”, escribió la cabecera progresista en un nueva publicación. 

Las críticas no se hicieron esperar: 

“El NYT se ha convertido en nada más que en el peor periodismo amarillo. Los escritores y periodistas de izquierda han tomado este pilar único del periodismo para igualar el reportaje ruso. No hay necesidad de hechos”, comentó un hombre en esa misma publicación.

Finalmente, el histórico periódico tuvo que emitir una tercera disculpa y rectificación que, en opinión de muchos, fue pobre y llegó tarde. 

“Hemos eliminado un tweet anterior sobre este artículo. Fue ofensivo, y nos disculpamos”, escribió finalmente el NYT.

“Fue más que ofensivo, fue profundamente preocupante y revelador de cómo es la cultura en el NYT. ¡Que un tweet como ese pudiera salir!”, dijo otra señora en Twitter. 

NYT cada vez más cuestionado

La semana pasada otra polémica se desató en las redes sociales en referencia a la periodista del New York Times especializada en la Casa Blanca, Maggie Haberman.

Haberman fue reprendida por sus colegas de profesión por acusar en un tuit al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de utilizar información privilegiada respecto de los datos de creación de empleo de agosto. 

Lo que había sucedido en realidad era que un reporte privado con los datos de empleo fue publicado 24 horas antes que el oficial y a ese fue que el presidente Trump hizo referencia. 

En esta ocasión y, pese a ser reprendida incluso por compañeros del NYT, la periodista lejos de disculparse se sintió ofendida por las críticas y renunció a reconocer su error. Otros colegas suyo sí lo hicieron. 

Aaron Blake, del Washington Post, otro medio muy crítico con el presidente no tardó en retractarse de un tweet que había escrito con una crítica muy similar a la de Haberman que acusaba al presidente de romper el protocolo y plantear “problemas de posible uso de información privilegiada”.

Blake tuiteó: “Mea culpa: pensé que Trump podría haber estado previsualizando los números de empleos de BLS [Oficina de Estadísticas de Empleo] antes de que salieran el viernes”.

“Parece evidente que se refería a datos públicos de ADP”, añadió.

El NYT está siendo muy cuestionado últimamente y no solo por sus lectores, también por colegas de profesión. 

El periodista estadounidense Rush Limbaugh acusó en su programa de radio en agosto a la cabecera de intentar reescribir la historia de los Estados Unidos para teñirla de crueldad y sentimiento de culpa.

“Lo que sucede aquí es que una empresa privada intenta cambiar fundamentalmente la historia de la nación más poderosa en la historia humana. Y lo está haciendo para preservar y adquirir poder”, aseguró Josh Manning, editor de Western Journal.

. Periodista del New York Times quedó en evidencia por acusar falsamente a Trump de usar información privilegiada.

. El 83% de los estadounidenses asocia los tiroteos masivos a problemas mentales, revela encuesta.

. Los Clinton entrenaron secretamente a miles de activistas para manipular los medios de comunicación, revelaron nuevos documentos.

Le puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__