Redacción BLes – Los candidatos demócratas a la presidencia de EE. UU. son principalmente «abogados, académicos y agitadores políticos» que parecen empeñados en afirmar que los negocios privados y corporaciones están «destruyendo el país», argumentó John R. Smith, presidente de BIZPAC (Comité de Acción Política Empresarial del Condado de Palm Beach).

Salvo alguna rara excepción, la mayoría ve a las corporaciones sencillamente como una oportunidad de recaudar ingresos. Tras dar «un giro brusco hacia la izquierda», dejaron de ocultar su prejuicio por los negocios, así que «desprecian a los empresarios exitosos y no les dan crédito si generan empleos», continuó diciendo el fundador y propietario de una compañía de servicios financieros.

Sin embargo, tratan de «monitorear y regular» completamente el mundo corporativo, fracturar a los gigantes tecnológicos, «bloquear los oleoductos y las compañías de combustibles fósiles, imponer salarios mínimos, limitar las leyes de derecho al trabajo, abolir el seguro médico privado (para 165 millones de estadounidenses) y detener el desarrollo de la energía», añadió.

Además, sin apartarse de su ímpetu socialista, promocionan la división y el conflicto entre clases, géneros, razas y la «experimentación social», olvidando enfocar sus esfuerzos en garantizar un crecimiento económico, que brinde seguridad a los ciudadanos.

«No quieren un entorno empresarial altamente rentable»

«La mayoría de los candidatos presidenciales demócratas no quiere un entorno empresarial altamente rentable. Para ellos, el beneficio es malo, el capitalismo es opresivo, los accionistas codician el dinero», determinó señalando que a los líderes demócratas no les importa si las empresas obtienen beneficios, simplemente quieren que paguen más, brinden planes médicos y de pensiones, guarderías infantiles, amplíen las vacaciones y el período de maternidad.

Para lograrlo, inventarán una enorme cantidad de regulaciones para las empresas y sus directivos, para que «infrinjan las leyes sin saberlo y deban pagar multas, que van a financiar más programas liberales de “cosas gratis”».

Asimismo, impulsarán medidas restrictivas en todos los negocios, «cargas costosas como baños de género neutral, mandatos y cuotas de diversidad, y regulaciones que permitan a los abogados y sindicatos de demandantes» extraer buenas sumas de las arcas de las empresas.

Como resultado, los liberales fiscalizarán cada asunto de la vida estadounidense, apartarán a la nación de los mercados libres y la libre empresa, y «exprimirán hasta el último dólar de los bolsillos de cada estadounidense exitoso, con los impuestos», concluyó Smith.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Ad will display in 09 seconds