Redacción BLes – El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, argumentó que las últimas acusaciones contra el juez Kavanaugh muestran el pesimismo de los demócratas y los medios masivos, durante su discurso en la Heritage Foundation el martes.

“Los demócratas y sus aliados en los medios de comunicación, obviamente, se están desesperando después de que hayan dominado nuestras cortes por más de una generación”, dijo el funcionario tras mencionar que el presidente Donald J. Trump ya ha “nombrado a 150 jueces federales”.

Todos los magistrados nombrados “son conservadores”, detalló, “comprometidos a defender las libertades consagradas por Dios en nuestra Constitución, incluyendo la libertad de expresión, la libertad de religión, y el derecho a llevar y conservar armas”.

[John Bolton reemplazará a McMaster como asesor de seguridad nacional]

Pence, sostuvo que estos son “progresos históricos” que fortalecen “la base constitucional” de los tribunales estadounidenses, y aseguró que el presidente Trump tiene la intención de “continuar” haciendo tales nombramientos en el futuro.

Sobrepasados por esta situación, los líderes demócratas, “esta semana han llegado incluso a calumniar a un juez en ejercicio del Tribunal Supremo de Estados Unidos con acusaciones desacreditadas”, advirtió.

[Trump asegura que su ex asesor de seguridad John Bolton estaba “fuera de lugar” con el tema de la crisis en Venezuela]

Las acusaciones referidas por Pence, llegaron a raíz de una contradictoria historia en el New York Times donde se relataba sin más, una supuesta conducta sexual inapropiada del juez Kavanaugh en la Universidad de Yale, donde fue uno de los alumnos más destacados.

El rotativo neoyorquino, poco después, emitiría una nota del editor sobre la pieza, diciendo que la estudiante mencionada “declinaba ser entrevistada” y que sus amigos “no recuerdan el incidente”.

No obstante, fundamentando su legitimidad en este artículo, al menos cinco candidatos presidenciales demócratas exigieron la destitución de Kavanaugh, incluidas Kamala Harris y Elizabeth Warren, según un informe del Examinador de Washington.

Continuas calumnias

Con anterioridad, el juez Kavanaugh ha sido objeto de otras denuncias difamatorias extrañamente parecidas, como la de Christine Blasey Ford, quien lo acusó falsamente de intento de violación.

Posteriormente, su abogada acabaría admitiendo que la acusación contra el juez Kavanaugh tenía una motivación política. A partir de ahora, “siempre tendrá un asterisco junto a su nombre”, recalcó.

“Cuando lleve un bisturí a Roe contra Wade, sabremos quién es, conoceremos su carácter, y sabremos lo que lo motiva, y eso es importante”, describió Debra Katz, la defensora de Christine Blasey Ford, revelando sus verdaderas intenciones: Proteger la despenalización del aborto.

Merece la pena mencionar que incluso el padre de Christine Blasey Ford, Ralph Blasey, apoyó la nominación de Brett Kavanaugh para la Corte Suprema.

“Los llamamientos de los candidatos demócratas a la presidencia para que el juez Cavanaugh sea expulsado del tribunal son una vergüenza y nada menos que un ataque a la independencia de nuestro poder judicial”, determinó el vicepresidente Pence.

El juez del supremo, Brett Kavanaugh, “es un hombre bueno y decente”, siguió diciendo, “es un jurista de principios y un orgullo para el tribunal supremo del país”, aseguró.

“Estos ataques contra el juez Kavanagh deben parar”, concluyó.

Sigue leyendo:

. John Bolton reemplazará a McMaster como asesor de seguridad nacional.

. Trump asegura que su ex asesor de seguridad John Bolton estaba “fuera de lugar” con el tema de la crisis en Venezuela.

. El presidente Trump despide al asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

Le puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__