Mayra Rodríguez, siendo directora de una clínica de Planned Parenthood en Arizona, Estados Unidos, denunció graves irregularidades, en el año 2017, por lo que fue despedida injustamente.

Luego de demandar a la multinacional abortista, un juez le concedió una indemnización por 3 millones de dólares, en compensación por los daños y perjuicios que sufrió, informó Fox News.

La ahora ex directora había prestado sus servicios durante 17 años cuando acusó a un médico de falsificación de declaraciones juradas y registros de pacientes, de realizar abortos incompletos y de no denunciar a una menor que tenía una pareja adulta.

[Escalofriantes relatos de antiguas empleadas de Planned Parenthood]

Rodríguez también declaró que, por ser inmigrante ilegal en esa época, la compañía trató de usar su estatus migratorio en su contra, después de despedirla.

“Planned Parenthood declara públicamente que quiere ayudar y defender a los inmigrantes, que se preocupan por estas mujeres, pero no es cierto. Me avergonzaron por mi estatus migratorio”, dijo la ex funcionaria. “Pero aquí estamos, el jurado oyó la verdad”, complementó.

[Planned Parenthood admite que su enfoque es el aborto]

Rodríguez agregó que los resultados de su demanda ante la justicia, contra la empresa especializada en abortos, bien podrían servir para animar a los empleados demostrándoles que prevalece lo verdadero.

Igualmente servirían de advertencia para los empleadores que abusan de sus trabajadores mostrándoles que para estos también hay justicia.

Por otro lado, Melanie Israel, investigadora asociada del Centro DeVos para la Religión y la Sociedad Civil de la Fundación Heritage, dijo que la historia de Rodríguez no es un caso aislado, como se podrían sospechar.

“Una vez más, Planned Parenthood se ve sorprendida con las manos en la masa por preocuparse más por sus resultados que por la salud y la seguridad de las mujeres”, dijo Israel. “La Sra. Rodríguez fue valiente al enfrentarse al gigante del aborto de América y exponer esta conducta absolutamente vergonzosa y horrorosa”, citó The Daily Signal.

Otras ex trabajadoras declararon algunas de las actividades poco conocidas de Planned Parenthood, como las siguientes:

  • Planned Parenthood programa abortos tardíos para obtener ganancias, fomenta el sexo, viola las políticas y no presta atención a la seguridad de las jóvenes, dijeron las extrabajadoras.
  • Planned Parenthood prohíbe a los trabajadores hablar sobre eventos traumáticos y despide a los trabajadores que no programan suficientes abortos, según las mujeres.
  • Los empleados y educadores de Planned Parenthood “celebran” el aborto y no protegen a las mujeres jóvenes, dijeron a The Daily Caller News Foundation en una serie de entrevistas que revelaron detalles gráficos sobre su permanencia en la organización.

Muchos de los relatos resultan realmente sobrecogedores.

José Ignacio Hermosa – BLes

Le puede interesar: “Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…” 

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__