Redacción BLes – Una joven estudiante de la universidad de Fordham en Nueva York murió el domingo tras caer del campanario de la facultad. 

Sydney Monfries, una estudiante de periodismo de 22 años se precipitó por el hueco de la escalera de la torre en una caída de 12 metros que le costó la vida. 

Junto a un grupo de compañeros decidieron subir a la torre del campanario de noche, para evitar ser vistos ya que está prohibido, para hacer fotos panorámicas de la ciudad. 

En el camino de ascenso, Sydney grabó un vídeo, titulado Campanario, que colgó en su cuenta de Instagram donde se puede ver a sus compañeros usando las linternas de sus celulares para alumbrar los peldaños por los que iban subiendo. 

La estudiante tropezó con uno de los escalones y se precipitó por el hueco de la escalera, quedando inconsciente. Murió a primeras horas de la mañana del domingo en el hospital.  

La joven Sydney estaba solo semanas de graduarse en la facultad de periodismo.
La joven Sydney estaba solo semanas de graduarse en la facultad de periodismo.

“No hay palabras suficientes para describir la pérdida de alguien tan joven y lleno de promesas, y apenas semanas después de la graduación”, dijo el reverendo Joseph M. McShane, presidente de la universidad jesuita, en un correo electrónico a los estudiantes según el New York Times. 

El campanario de la facultad despierta mucha curiosidad entre los jóvenes de la universidad jesuita desde siempre, cuentan los estudiantes al New York Times.

Un artículo de 2013 en el periódico estudiantil de la universidad titulado “Las verdades de una torre prohibida revelada” detallaba las historias de fantasmas que rodeaban la torre y citaba a los estudiantes que afirmaban haber subido por una escalera de caracol a través de una puerta interior que generalmente está cerrada.

“La emoción del peligro es definitivamente un gran atractivo para subir”, dijo un estudiante al periódico, The Fordham Ram. “Yo diría que las otras dos razones para subir son la increíble vista de todo el campus desde arriba y la capacidad de presumir de hacerlo”.

Los expertos alertan del alarmante incremento de muertes relacionadas con fotos arriesgadas en todo el mundo. 

Un nuevo estudio realizado por el Journal of Family Medicine and Primary Care, afirma que se han producido 259 víctimas mortales por hacerse un “selfie” entre 2011 y 2017 a nivel mundial.

Ir a la portada BLes.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Video Destacados