Redacción BLes – Estados Unidos ha recaudado más de 35.000 millones de dólares en aranceles a las importaciones procedentes de China de acuerdo con datos del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés). 

El presidente de los EE. UU., Donald Trump comenzó en 2018 una escalada de imposición de aranceles a sus importaciones de China para tratar de corregir el desequilibrio que afectaba a varias áreas de las relaciones comerciales entre ambos países: el difícil acceso de compañías estadounidenses al mercado chino, la transferencia forzada de tecnología, el robo de propiedad intelectual estadounidense o la manipulación de la moneda. 

En julio de 2018 entraron en vigor aranceles de un 25% sobre bienes valorados en 34.000 millones de dólares que fueron seguidos de nuevos gravámenes a importaciones por valor de 16.000 millones en agosto del mismo año. 

Nuevamente el 24 de septiembre de 2018 entraron en vigor aranceles del 10% sobre bienes chinos valorados en 200.000 millones de dólares y estaba previsto que aumentara hasta el 25% en enero, pero el presidente Trump los pospuso debido al buen estado, en ese momento, de las negociaciones entre ambos países. 

Sin embargo, finalmente Beijing dio marcha atrás y falló en sus compromisos de detener la transferencia forzada de tecnología, el robo de propiedad intelectual y la manipulación de su moneda, de acuerdo con Reuters

De modo que el pasado 10 de mayo, el Tesoro estadounidense finalmente aumentó al 25% los aranceles para productos chinos anteriormente grabados con un 10% y el 1 de septiembre otro nuevo arancel entró en vigor sobre bienes por valor de 300.000 millones de dólares. 

Fatales consecuencias para China

El crecimiento de la producción industrial china descendió el 4,8% en julio, y el 4,4% en agosto. El valor de las exportaciones industriales entregadas también cayó un 4,3% de julio a agosto, la primera disminución mensual en al menos dos años según Reuters.

En este contexto, el régimen del Partido Comunista Chino (PCCh) trató de contraatacar con aranceles a productos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares, pero debido precisamente al desequilibrio entre las importaciones y las exportaciones a Estados Unidos, tanto su margen de maniobra como efectos de sus aranceles fueron mucho menores. 

China solo importó alrededor de 120.000 millones de dólares en productos estadounidenses en 2018 y poco más de 70.000 millones a agosto de este año, según los datos de la Oficina del Censo.

Nuevo acuerdo en el horizonte 

El pasado 30 de octubre el presidente Trump anunció que los equipos negociadores chinos y estadounidenses estaban a punto de aprobar una primera fase de un acuerdo comercial que estará muy enfocada en productos agrícolas. 

“China y Estados Unidos están trabajando para elegir un nuevo lugar para firmar la fase 1 del acuerdo comercial, que corresponde a cerca del 60% del total, después de que la [reunión de la] APEC [Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico] en Chile fuera cancelada por circunstancias no relacionadas”, dijo Trump en Twitter.

“La nueva ubicación se anunciará pronto. ¡El presidente Xi y el presidente Trump firmarán!”.

“China y Estados Unidos están trabajando para elegir un nuevo lugar para firmar la fase 1 del acuerdo comercial, que corresponde a cerca del 60% del total, después de que la APEC en Chile fuera cancelada por circunstancias no relacionadas”, dijo Trump en Twitter

El presidente Trump comentó este verano que creía que el régimen de Beijing estaría tratando de alargar las negociaciones en espera a las elecciones presidenciales de 2020, ya que cree que otro presidente dará al PCCh un trato más favorable, de acuerdo con BNN Bloomberg.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.