Redacción BLes – El presidente de los EE. UU. Donald Trump denunció que ciertos tribunales están intentando bloquear las nuevas leyes de asilo, al tiempo que respondía a las declaraciones realizadas por el juez John Roberts.

En este sentido, reiteró que las decisiones tomadas por los jueces del Noveno Circuito Federal de Apelaciones -con sede en San Francisco-, destilan el punto de vista de Obama sobre asuntos fronterizos y de seguridad, y podrían resultar contraproducentes para la nación.

“Lo siento, Presidente del Tribunal Supremo John Roberts”, tuiteó el mandatario, “pero en realidad ustedes tienen ‘jueces de Obama’, que tienen un punto de vista muy diferente al de las personas que están a cargo de la seguridad de nuestro país”. 

“Sería grandioso que el 9.º Circuito fuera, en efecto, un ‘poder judicial independiente’, pero si es así, ¿por qué se presentan allí tantos casos de oposición (en asuntos de Frontera y Seguridad), que se acaban anulando en gran número? Por favor, estudien las cifras, son impactantes”, indicó. 

“Necesitamos protección y seguridad -¡estas sentencias están haciendo que nuestro país sea inseguro! ¡Esto es algo muy peligroso e imprudente!”, alertó.

El escrito del presidente Trump se producía después de que Roberts emitiera un comunicado defendiendo la independencia de los tribunales estadounidenses, tras el revuelo causado el lunes por la decisión del juez Jon S. Tigar, adscrito al 9.º Circuito Federal, quien ordenó a la administración que tiene que volver a aceptar las solicitudes de asilo de los migrantes, sin importar si entraron al país de forma ilegal e indocumentados.

“Este fue un ‘juez de Obama’ y te diré qué, ya no va a suceder así”, respondió Trump. “Ganaremos ese caso en la Corte Suprema de los Estados Unidos”, de acuerdo a Washington Post.

Asimismo, el dirigente advirtió del riesgo que supone la derogación de la propuesta presidencial que permitía deportar a todo aquel que entrara al país ilegalmente sin cumplir con los trámites oportunos, en un intento por fijar límites a la nutrida caravana de migrantes que continúa aglomerándose en la frontera sur de Estados Unidos.

“Hay muchos CRIMINALES en la Caravana. Los detendremos. ¡Atrapar y poner bajo arresto! El activismo judicial, por parte de personas que no saben nada sobre la seguridad y la protección de nuestros ciudadanos, está poniendo en gran peligro a nuestro país. ¡No es bueno!”, escribió.

En este marco, el mandatario también recordó que convendría segmentar el tribunal del 9.º Circuito Federal, que es con mucho, el más grande de los tribunales de apelación federales, abarcando los estados de Alaska, Arizona, California, Hawai, Idaho, Montana, Nevada, Oregón y Washington -lo que representa el 20% de la población estadounidense-. “Se habla mucho de dividir el 9.º Circuito en 2 o 3 Circuitos. ¡Es demasiado grande!”, enfatizó.

Asimismo aseveró que “se ha convertido en un vertedero para ciertos abogados que buscan victorias y demoras fáciles”, y que ha llegado a “revocar” el 79% de las leyes de frontera y seguridad propuestas por el gobierno, lo que calificó como: “Una desgracia terrible, costosa y peligrosa”.

“El Juez Roberts puede decir lo que quiera, pero el 9.º Circuito es un completo y total desastre. Está fuera de control, tiene una reputación horrible, está más parcializado que cualquier otro circuito del país, 79%, y se utiliza para obtener un resultado casi garantizado”, continuó diciendo sobre el hecho de que las demandas se presentan en cortes que pertenecen al sistema de marcada tendencia liberal. 

Cabe destacar que, a día de hoy, el número de jueces designados por presidentes demócratas para el 9.º Circuito -en franca oposición a la actual administración- es cercano al 70% del total.

“Cada causa que va al noveno circuito la perdemos. Y terminamos teniendo que acudir a la Corte Suprema, como la prohibición de viajes, y ganamos”, aseguró recientemente el presidente Trump en este particular, según informó Voa Noticias. 

“Los jueces no deben legislar sobre la seguridad en la frontera ni en ningún otro lugar. No saben nada al respecto y están haciendo que nuestro país se vuelva inseguro. Nuestros grandes profesionales de la aplicación de la ley ¡DEBEN TENER PERMITIDO HACER SU TRABAJO! Si no, sólo habrá desorden, caos, lesiones y muerte. ¡Queremos la Constitución tal y como está escrita!”, concluyó.