Redacción BLes – El presidente de los EE. UU., Donald J. Trump, mantuvo una reunión con la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, para tratar algunos asuntos relevantes entre los que se destacaba el disputado financiamiento del muro en la frontera con México del que depende el posible cierre del gobierno, informó la Casa Blanca el martes.

En un primer momento, los funcionarios, acompañados por el vicepresidente Mike Pence, coincidieron en respaldar, de forma “bipartidista”, los avances que se han llevado a cabo tanto en materia de política agrícola -Farm Bill- como en reforma penal -Criminal Justice Reform-, anunciando “orgullosos” que serán sometidas a votación en los próximos días, con una alta probabilidad de ser aprobadas en ambas cámaras.

El debate arreció en el Despacho Oval justo después, cuando se comenzó a tratar el asunto de incluir el pedido de Trump de 5 mil millones de dólares para la renovación y construcción de las distintas secciones de un muro de contención en la frontera entre México y Estados Unidos, en los nuevos presupuestos que el Congreso debe aprobar para la Administración federal antes del 21 de diciembre.

Por su parte, los líderes demócratas acudieron al encuentro para ofrecer 1.300 millones de dólares para la “seguridad fronteriza” pero dejando patente “su rechazo al proyecto del muro”, describió EFE.

“No es una situación fácil porque creo que los demócratas tienen una opinión diferente a la de los republicanos”, advirtió el presidente Trump, quien afirmó que el muro es parte indispensable de la seguridad fronteriza. “No contamos con el apoyo demócrata”.

“Está construyéndose”

“Así que, se han construido muchos muros. No hemos hablado de eso, pero es mejor que empecemos a hacerlo, porque está construyéndose, se está construyendo ahora mismo, grandes secciones del muro. Y seguiremos haciéndolo”, determinó el dirigente.

“De una forma u otra, se va a construir”, sentenció reiterando que si el Congreso no accedía a incluir una partida presupuestaria para su construcción, estaba decidido a tomar medidas drásticas: “Me gustaría no ver un cierre del gobierno, un cierre”, recalcó.

Desde la izquierda: Nancy Pelosi, Mike Pence, Donald J. Trump y Chuck Schumer, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.
Desde la izquierda: Nancy Pelosi, Mike Pence, Donald J. Trump y Chuck Schumer, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Dicho esto, se generó una acalorada discusión en torno al cierre del gobierno dada la escasa disposición, mostrada por ambas partes, de llegar a un acuerdo. 

“Si obtuviéramos 5.000 millones de dólares, podríamos hacer un tremendo trozo de muro”, respondió el mandatario a la demócrata Pelosi cuando le preguntó: “¿Cuánto dinero, Sr. Presidente?”.

“Necesitamos un muro en ciertas partes -no, no en todas las partes- pero en ciertas partes de una frontera de 2.000 millas, necesitamos un muro”, añadió.

“Emergencia nacional”

“Mire, tenemos que tener la pared. Esta no es una cuestión, es una emergencia nacional. Las drogas están llegando a nuestro país. Las personas con tremendas enfermedades y problemas médicos están llegando a raudales, y en muchos casos, es contagioso”, señaló.  

“Están llegando a nuestro país. Tenemos que tener seguridad fronteriza. Necesitamos un muro como parte de la seguridad fronteriza”, continuó diciendo.

“Lo único en lo que creo que podemos estar de acuerdo es en que no debemos cerrar el gobierno por una disputa. Pero quiere pararlo”, apuntilló el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.

“Cerraré el gobierno si no consigo mi muro”, prometió Trump. “Si no conseguimos lo que queremos, de una forma u otra -ya sea a través de ti, a través de un militar, a través de cualquier cosa que quieras llamar- cerraré el gobierno”.

“Estoy orgulloso de cerrar el gobierno por seguridad fronteriza, Chuck, porque la gente de este país no quiere que criminales y gente que tiene muchos problemas y drogas entren a nuestro país”, sentenció.

Desde la izquierda: Nancy Pelosi, Mike Pence, Donald J. Trump y Chuck Schumer, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.
Desde la izquierda: Nancy Pelosi, Mike Pence, Donald J. Trump y Chuck Schumer, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

“La seguridad fronteriza es extremadamente importante, y tenemos que ocuparnos de la seguridad fronteriza”, subrayó. “Cuando uno mira lo que pasó con las caravanas, con la gente, con muchos de ellos, los detuvimos; no nos quedó otra opción”, observó Trump.

En este sentido, indicó que una parte significativa de los migrantes centroamericanos están regresando a sus países, al tiempo que “muchos de ellos se van a quedar en México, y el gobierno mexicano ha estado cooperando muy bien con nosotros”.

Asimismo, el mandatario aseveró que la entrada de inmigrantes ilegales al país “cayó prácticamente un 100 por ciento en las zonas donde se ha construido el muro. Así que, quiero decir, es muy efectivo”.