Redacción BLes – Los resultados del plan de estudios «Common Core (Núcleo Común)» para Lectura y Matemáticas, impuesto por Obama en los sistemas educativos estatales hace una década «son, francamente, devastadores», comunicó la secretaria de Educación de los Estados Unidos, Betsy DeVos, en el informe de Evaluación Nacional del Progreso Educativo 2019.

«Este país está en una crisis de rendimiento estudiantil, y durante la última década ha seguido empeorando», declaró señalando que «todas las familias estadounidenses deben abrir la libreta de calificaciones de The Nation este año y pensar en lo que significa para sus hijos y para el futuro de nuestro país».

«Esta debe ser una llamada de atención para Estados Unidos. No podemos soportar estos malos resultados por más tiempo. No podemos disculparlos ni simplemente arrojar más dinero al problema», enfatizó.

Estas declaraciones recientes de la secretaria de Educación coinciden con las numerosas denuncias que vienen realizando padres y maestros de todo el país durante años, en relación con los bajos estándares del «Common Core» de Obama, y el aturdimiento que provocan los métodos complicados e innecesarios que se enseñan para resolver problemas relativamente sencillos.

«No fortalecen el currículo de la escuela secundaria»

«Los estándares ELA de “Common Core” no fortalecen el currículo de la escuela secundaria. Tampoco pueden reducir los cursos de recuperación postsecundarios de una manera legítima», advirtió en 2012 la profesora emérita en el Departamento de Reforma Educativa de la Universidad de Arkansas, Sandra Stotsky, que sirvió en el comité oficial de validación del «Common Core» y se negó a firmar la legitimidad académica del mismo.

«A medida que desvanecen las habilidades [de los estudiantes], los estándares de “preparación para la universidad” de Common Core debilitan la base de conocimientos literarios y culturales necesarios para un auténtico curso universitario, disminuyen la capacidad de pensamiento analítico… y entorpecen por completo el desarrollo de las habilidades de escritura», denunció en aquel entonces.

En esa línea, la secretaria de Educación estadounidense aseguró en su reciente comunicado que la administración Trump ya cuenta con un «un plan de transformación para ayudar a los estudiantes olvidados de los Estados Unidos a escapar de las escuelas que fracasan».

El programa consistiría, según explicó, en «expandir la libertad educativa» para que los estudiantes puedan salir del «sistema de estándar único y aprender en formas que liberarán todo su potencial. Se lo merecen», determinó DeVos.

«Obligados por el gobierno de Obama a adoptarlo», denuncia exmiembro

«Los estados con problemas de liquidez fueron obligados por el gobierno federal a acordar adoptar los estándares y establecer sistemas de succión de datos estudiantiles» si querían recibir la subvención «Race to the Top» de Obama, afirmó a su vez el exmiembro del «Common Core» y actual maestro de escuela pública, Brad McQueen, de acuerdo al medio Arizona Daily Independent.

La reforma educativa de 2009 se pagó con más de 4 mil millones de los contribuyentes estadounidenses, continuó diciendo el autor del libro «La organización sectaria del “Common Core”: La solución final de Obama para la mente de su hijo y el singularismo de nuestro país».

«El “Common Core” no es solo una infección sin sentido de nuestra sociedad; más bien es una toma intencional de nuestro sistema educativo y, por lo tanto, una toma de las mentes de nuestros hijos», alertó McQueen en una conversación vía email con el medio independiente The Blaze.

«Es un sistema educativo único, homogéneo y centralmente controlado, impartido en la ideología progresista. Es antitético a todo lo que hace que nuestro país sea excepcional. Este culto está tirando implacablemente a nuestros hijos bajo su control, con un suministro de dinero aparentemente interminable, y utiliza la intimidación para silenciar a sus oponentes», sentenció.

En ese marco, citó las palabras que le dijo una de sus guías mientras trabajaba en el programa: «No nos importa cuáles son las opiniones de los niños. Si escriben lo que piensan o expresan su opinión, entonces fallarán la prueba», recordó subrayando que el objetivo es «que los estudiantes repitan las opiniones de los “expertos”». Esta es la “nueva” forma de escribir con “Common Core”», concluyó.

Desde que 41 estados (de los 50 que componen los EE. UU.) adoptaron el plan de estudios en 2010, 4 han decidido derogarlo y otros 12 introdujeron legislación para prohibir la implementación.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.