Redacción BLes – Nuevos documentos encontrados en la Biblioteca Presidencial Clinton revelaron que el Partido Demócrata desarrolló un operativo secreto para influir en la opinión pública de cara a la campaña de reelección del presidente Bill Clinton en 1996. 

Se trataba de una operación diseñada por el Comité Nacional Demócrata (DNC por sus siglas en inglés) con la bendición de la Casa Blanca llamada Iniciativa Talk Radio (TRI por sus siglas en inglés).

La trama consistía en el entrenamiento de miles de activistas voluntarios para vigilar los contenidos de los diferentes programas de radio por todo el país y llamar haciéndose pasar por oyentes para diseminar temas de conversación demócratas, explica el medio Freebeacon. 

[Congresista de EE. UU. instó a investigar a Hillary Clinton por el intento de destituir al presidente Trump]

“Los voluntarios deben poder mantener la confidencialidad del proyecto para no crear la imagen de una ‘conspiración demócrata’ para infiltrarse en los programas de radio de la zona de Detroit”, decía una guía TRI de 1995 preparada por los demócratas de Michigan.

“El desempeño democrático en las elecciones de 1996 sin duda se verá afectado por el éxito o el fracaso de esta iniciativa”, proseguía la guía. 

[Clinton-China La verdadera colusión (Parte 2)]

Muchos locutores de radio se percataron de estas maniobras cuando de repente sus programas se vieron inundados de llamadas de personas simpatizantes demócratas que parecía que estaban leyendo un guión, Lars Larson fue uno de ellos. 

“Recibías llamadas, con una hora de diferencia, de diferentes personas con diferentes voces y diferentes nombres, pero decían lo mismo. Tan similar que sabías que no era una coincidencia”, dijo Larson. “Era el mismo lenguaje sobre el mismo tema y los mismos argumentos”, añadió el periodista. 

El Washington Free Beacon, quien realizó la investigación, cuenta que esta operación se llevó a cabo durante varios años en la década de los 90 y que incluso algunos demócratas comentaron sobre una iniciativa para traer “la verdad” a la radio. 

Un estudio exhaustivo de informes y documentos internos archivados en la Biblioteca Presidencial Clinton, incluidos comunicados secretos del DNC, documentos confidenciales del partido estatal y memorandos ejecutivos para el presidente revelaron que “los demócratas entrenaron sistemáticamente a más de 4.000 agentes en al menos 23 estados para mentir sobre sus identidades, desviar las preguntas difíciles de los locutores y colocar mensajes pro demócratas en las ondas de radio”, narra The Free Beacon.

“Si tienes miedo de que los productores estén comenzando a reconocer tu nombre y estén cansados de permitirte hablar, usa un alias”, decía la guía TRI de los Demócratas de Michigan. “Por ejemplo, ¡sé Carol hoy, Sue mañana y Debbie el viernes!”. 

La guía ofrecía toda clase de consejos sobre cómo eludir preguntas difíciles: “la clave es que siempre se puede cambiar de tema”.

Participación de la Casa Blanca

Los documentos encontrados indican que la administración Clinton hizo un cercano seguimiento de este operativo para neutralizar las cadenas de radio conservadoras en preparación para las elecciones presidenciales de 1996. 

El director del TRI, Jon-Christopher Bua, supuestamente escribió un memorando al subjefe de personal de la Casa Blanca, Harold Ickes, en abril de 1996, que decía:

“Mi oficina ahora se está coordinando estrechamente con las tiendas de radio en la Casa Blanca, departamentos federales y agencias, la Cámara de Representantes, el Senado y [los] que he ayudado a establecer en los estados que participan”.

Según los informes, Ickes envió la nota al presidente Bill Clinton, al vicepresidente Al Gore y al jefe de gabinete Leon Panetta, entre otros.

Rush Limbaugh, un popular presentador de radio en los años 90 muy crítico con los Clinton, recordó el martes que en aquel entonces todos los medios estaban a favor de los demócratas, según Premiere Networks

Limbaugh conducía un programa de radio de tres horas en la emisora de radio KMOX que le hacía oposición a Bill Clinton y según él, se volvió “loco”. 

“Bill Clinton se volvió loco (…) por un programa de radio de tres horas. Culpándome por el atentado de Oklahoma City, de todo lo que pudiera hablar. Un programa de radio”, recuerda el presentador.

Cuenta cómo en una ocasión el mismo presidente Clinton llegó a llamar desde el Air Force One a la cadena para quejarse sobre el programa de Limbaugh.

“Un programa de radio de tres horas marcó a Bill Clinton”, afirma el legendario locutor. 

“Trump está en la misma situación, excepto que no se enfrenta a un programa de radio de tres horas. Tiene la totalidad de la industria de noticias estadounidense, la totalidad de la industria de noticias estadounidense [en contra], y su respuesta a esto es tuitear”, añadió Limbaugh.

“Para todos ustedes que están nerviosos por eso, supérenlo, porque él no se detendrá y continuará golpeando”, agregó el veterano locutor conservador.

Sigue leyendo:

. Clinton-China La verdadera colusión (Parte 2).

. El momento preciso, el lugar preciso, la gente precisa.

. Congresista de EE. UU. instó a investigar a Hillary Clinton por el intento de destituir al presidente Trump.

Le puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__