Redacción BLes – El presidente de los EE. UU., Donald J. Trump, perteneciente al Partido Republicano, se reunirá el martes con los líderes de la oposición demócrata para intentar alcanzar un acuerdo en lo referente a la financiación del muro de la frontera con México.

En este sentido, el mandatario anunció hace semanas que podría haber un cierre de gobierno si el Congreso no actuaba en materia de “seguridad fronteriza”, y no aprobaba el presupuesto del muro antes de la fecha límite del 21 de diciembre, momento en el que los legisladores empezarán a tomar el receso navideño.

“El muro es solo una parte de la seguridad fronteriza: Una parte muy importante, la parte más importante”, precisó Trump.

Aunque los republicanos controlan la Cámara de Representantes y el Senado ahora, los demócratas retomarán la mayoría en la cámara en enero, tras los resultados obtenidos recientemente en las elecciones de mitad de período.

Horas antes de la reunión que mantendrá Trump en la Casa Blanca, con la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, el presidente declaró en su cuenta de Twitter que pese a que las fuerzas y cuerpos de seguridad habían “hecho un trabajo fantástico” impidiendo el ingreso de las caravanas de migrantes en territorio estadounidense, “un Gran Muro sería, sin embargo, una solución mucho más fácil y menos costosa”.

“Ya hemos construido grandes secciones nuevas y renovado completamente otras, dejándolas como nuevas”, recordó.

“Los demócratas, sin embargo, por razones estrictamente políticas y porque han sido arrastrados hasta ahora a la izquierda, NO quieren la Seguridad Fronteriza. Quieren Fronteras Abiertas para que entre cualquiera. Esto trae consigo la delincuencia y las enfermedades a gran escala”, alertó el dirigente arremetiendo contra el bloqueo al proyecto que siempre ha presentado la oposición demócrata.

“Espero con interés mi reunión con Chuck Schumer y Nancy Pelosi. En 2006, los demócratas votaron a favor de un muro, y tenían razón al hacerlo. Hoy en día, ya no quieren la Seguridad Fronteriza. Lucharán a toda costa, y Nancy debe conseguir votos para ser presidente [de la Cámara de Representantes]. Pero el Muro se construirá”, determinó.

El ejército lo construirá de todas formas

“La gente todavía no se da cuenta de que buena parte del Muro, incluida una renovación realmente eficaz, ya se ha construido. Si los demócratas no nos dan los votos para asegurar nuestro país, las Fuerzas Armadas construirán las secciones restantes del Muro. ¡Ellos saben lo importante que es!”, tuiteó Trump.

En este marco, Nancy Pelosi, que busca convertirse en la portavoz de la cámara baja del Congreso de los EE. UU. en enero, respondía en las redes sociales: “Nuestro país no puede permitirse el cierre de gobierno del presidente Trump, especialmente en estos momentos de incertidumbre económica”. 

“En esta temporada navideña, Donald Trump sabe muy bien que su propuesta de muro no reúne los votos para aprobarse en la Cámara y el Senado, pero esto no debería ser un obstáculo para alcanzar un acuerdo bipartidista” presupuestario para 2019, argumentó la líder demócrata.

“Los republicanos mantienen el control de la Cámara, el Senado y la Casa Blanca, y pueden mantener el gobierno abierto”, agregó Pelosi.

Por otra parte, el viernes pasado Trump firmó un proyecto de ley de gastos a corto plazo con el fin de cubrir los principales departamentos del gobierno durante dos semanas más, instando al Congreso a incluir en el próximo paquete de gastos “al menos 5.000 millones de dólares para el muro” antes de la fecha límite del 21 de diciembre, informó Kansas City Star.

“Desde que asumí el cargo, los agentes del ICE han arrestado a más de 235.000 extranjeros con antecedentes penales”, remarcó el presidente de los EE. UU. en una aparición en Kansas City, Missouri, sobre la cifra de detenciones de migrantes, precisando que han sido “acusados y condenados por más de 100.000 asaltos y más de 4.000 asesinatos”.

Fronteras abiertas

“Los políticos estadounidenses deben proteger a los ciudadanos estadounidenses, no a los extranjeros criminales”, aseveró Trump en la Conferencia Nacional de Vecindarios Seguros del Proyecto 2018. “Ni una vida más de Estados Unidos debería ser arrebatada debido a los políticos radicales que persiguen su agenda de fronteras abiertas”.

Acto seguido, expuso que cerca del “100 por ciento de la heroína en nuestro país [EE. UU.] se introduce en la frontera sur, matando a 300 estadounidenses, como mínimo a la semana”, y comparó los gastos que genera la lucha contra esta droga ilegal (unos 238 mil millones de dólares sólo en 2016) con lo que costaría el muro.

“Estamos hablando de un muro de 20.000 millones de dólares, 15.000 millones de dólares. Incluso podría hacerlo más barato si tuviera que hacerlo, y será mejor que lo que nadie haya visto nunca en cuanto a muros”, aseguró rematando “lo compensaríamos en un mes”.

“El Congreso debe financiar completamente la seguridad fronteriza en el proyecto de ley de financiación de fin de año”, advirtió con rotundidad. “Están jugando. Están jugando a juegos políticos. En realidad creo que la política que están haciendo es muy mala para ellos, pero vamos a averiguarlo muy pronto”.

“La inmigración ilegal es una amenaza para el bienestar de cada comunidad estadounidense, amenazando a las familias inocentes, abrumando los recursos públicos y drenando el tesoro federal”, sentenció el mandatario.

“Todo ciudadano estadounidense tiene derecho a una comunidad segura y a una frontera segura”, añadió. “Queremos que venga gente estupenda. Algunos de ellos son grandes personas. Necesitamos gente porque tenemos demasiadas compañías que se están instalando en nuestro país. Las compañías de coches están entrando a raudales”.

“Queremos atraerlos a través del mérito. Queremos gente que pueda amar a nuestro país y gente que pueda ayudar a nuestro país”, concluyó diciendo: “Todo es muy sencillo. Para mí, es muy sencillo”.  

Ir a la portada de BLes.com.