Redacción BLes – El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff estableció el miércoles un estricto conjunto de pautas que los testigos deben cumplir para que se les permita testificar en el juicio político contra el presidente de los EE. UU., Donald Trump. 

Estas pautas fueron enviadas al congresista por California, Devin Nunes, miembro de mayor rango entre los republicanos presentes en el Comité, según informó Político

Los testigos deben probar ser relevantes para contestar estas tres preguntas: 

• ¿Solicitó el presidente que un líder y un gobierno extranjeros inicien investigaciones para beneficiar los intereses políticos personales del presidente en los Estados Unidos, incluida una investigación relacionada con el rival político y el oponente potencial del presidente en las elecciones presidenciales de EE. UU. de 2020?

• ¿Intentó el presidente, directamente o por medio de agentes, utilizar el poder de la Oficina del Presidente y otros instrumentos del gobierno federal de otras maneras para ejercer presión sobre el jefe de estado y el gobierno de Ucrania para promover los intereses políticos personales del presidente?, incluso aprovechando una reunión de la Oficina Oval deseada por el presidente de Ucrania o reteniendo la asistencia militar estadounidense a Ucrania?

• ¿El presidente y su administración buscaron obstruir, suprimir o encubrir información para ocultar al Congreso y al pueblo estadounidense evidencia sobre las acciones y conducta del presidente?

De esta manera previsiblemente se rechazarán testigos que puedan aportar información valiosa sobre el denunciante anónimo, su posible vinculación con el Partido Demócrata, la credibilidad de su acusación o un análisis del documento de denuncia que podría arrojar luz sobre conexiones partidistas. 

¿Es constitucional el proceso de destitución?

El proceso que los demócratas han puesto en marcha para intentar destituir al presidente Trump por la supuesta presión que habría ejercido sobre el presidente ucraniano no para de acumular irregularidades que pone en cuestión su validez y constitucionalidad. 

“Este es un proceso injusto impulsado por perdedores resentidos y no hay un voto en el Senado de los Estados Unidos para acusar al presidente Trump en base a esta llamada telefónica porque no hizo nada malo”, aseguró el senador Lindsay Graham en Fox News el 30 de octubre.

De hecho, hasta ahora las sesiones habían sido secretas y por lo tanto ocultas a la opinión pública, si bien se han ido produciendo sospechosas filtraciones de testimonios que sonaban incriminatorios para el presidente, manteniéndose, por el contrario, todos aquellos que exculpaban abiertamente a Donald Trump ocultos, según denunciaron varios republicanos. 

Además, y de manera sorprendente e inédita, el abogado del presidente no tenía permitido asistir a las audiencias ni llamar a testigos, colocando al mandatario así en una situación de indefensión que muchos senadores y congresistas han definido como inconstitucionales. 

“Al presidente se le niega el derecho a un abogado y los republicanos no pueden llamar a testigos sin que Schiff esté de acuerdo, así que todo esto es una farsa”, añadió Graham sobre la investigación.

Finalmente, y tras la presión ejercida por la oposición republicana y la opinión pública, tras la votación en la Cámara de Representantes que aprobó la continuación del proceso, por fin se permitió que las próximas audiencias del proceso de destitución del presidente que se reanudarán el próximo miércoles sean públicas. 

Hermético control de los demócratas

Sin embargo, el hermético control que los demócratas, capitaneados por el congresista Adam Schiff, están ejerciendo sobre el proceso continúa. 

En concreto una señal más de absoluto control demócrata del cuestionado juicio se está observando en las estrictas pautas que el demócrata ha determinado que los testigos deben cumplir para que les permita testificar y que han sido muy criticadas. 

SCHIFF detalla preguntas con las que los testigos deben hablar para que se consideren relevantes para las audiencias de juicio político. Esto está destinado a guiar a qué testigos republicanos están dispuestos a llamar. Las preguntas:

“Schiff detalla las preguntas sobre las que los testigos deben hablar para ser considerados relevantes en las audiencias de destitución”, dijo el analista político Kyle Cheney en Twitter.

“Esto es para dirigir qué testigos republicanos podrían llamar”, añadió. 

El analista destacó que estas preguntas son cruciales porque “muestran cuán estrechamente los demócratas pretenden mantener la perspectiva de sus audiencias públicas de impugnación – es un intento inicial de prevenir la libertad para todos y mantener el foco en las acciones de Trump”, agregó en otro tuit. 

Y este detalle es particularmente importante porque de esta manera tratan de impedir cualquier cuestionamiento sobre el exvicepresidente demócrata, Joe Biden, en el ojo del huracán por varias acciones irregulares que realizó mientras era vicepresidente del gobierno bajo Barack Obama en Ucrania y también en China. 

Entre ellas, la más llamativa es que Biden hizo exactamente aquello de lo que se acusa al presidente Trump: amenazar al entonces presidente Ucrania con retirar 1.000 millones de dólares de ayudas si no despedía al fiscal general que estaba en ese momento investigando la empresa que tenía contratado a su hijo Hunter.

Y esto se sabe porque él mismo lo reconoció públicamente y con orgullo durante un evento en marzo de 2018. 

Por el contrario, en el caso del presidente Trump, la transcripción de la llamada con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, que se publicó al inicio de este caso, muestra que no hubo ninguna presión ni amenaza por parte del presidente estadounidense. 

La lista de los testigos que los republicanos quieren llamar a declarar será entregada el sábado y aunque no ha trascendido qué nombres figurarán en ella, es muy probable que entre ellos se encuentre el misterioso denunciante, cuyo anonimato también ha sido duramente criticado como una grave anomalía democrática. 

“Queremos sacar la verdad y salir de este bunker para que el pueblo estadounidense pueda ver lo que está pasando”, aseguró el representante republicano por Ohio, Jim Jordan que podría unirse al Comité de Inteligencia esta semana, de acuerdo con Político.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.