La enfermera Jill Stanek habló en una audiencia sobre infanticidio en Washington D.C., de su experiencia con un bebé que había sobrevivido a un procedimiento de aborto, destacando lo doloroso que le resultó.

“No podía soportar la idea de que este niño sufriendo muriera solo, así que lo mecí durante los 45 minutos que vivió”, dijo Stanek el 4 de septiembre, según Daily Caller.

Se trataba de un bebé al que sus padres no querían por que tenía síndrome de Down, y que sobrevivió al aborto al que fue sometido entre las 21 y 22 semanas de gestación.

[Trump se reúne con activistas pro vida y sobrevivientes de abortos]

“Hacia el final, estaba tan quieto que no podía decir si aún estaba vivo”, dijo Stanek. “Lo llevé a la luz para ver a través de su pared torácica si su corazón seguía latiendo. Después de que lo declararon muerto, le crucé los brazos por el pecho, lo envolví en un pequeño sudario y lo llevé a la morgue del hospital donde se llevan a todos nuestros pacientes muertos”, continuó relatando según el mismo medio.

En otra ocasión fue testigo de cómo una enfermera participó en el aborto fallido de un bebé que vivió, le cortó el cordón umbilical pero no lo sujetó (causando que el bebé comenzara a sangrar), luego lo puso en una bolsa y lo arrojó a la basura.

Si bien sus experiencias ocurrieron hace 20 años, podrían haber ocurrido ayer igualmente, comentó la enfermera que trabajó en el Christ Hospital en Illinois, y a quien ese evento la hizo renunciar a su empleo.

[Senadores buscan prohibir los abortos por desmembramiento en Estados Unidos]

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por la sigla en inglés) registraron los datos de solo seis estados en los que se produjeron 143 muertes, entre 2003 y 2014, de niños nacidos vivos durante los intentos de aborto.

Por su parte, políticos y activistas contra el aborto insistieron este año para que se promulgue una legislación estatal y federal que sancione penalmente a los médicos que no brinden atención médica a los bebés nacidos vivos después de un aborto fallido.

“Si los abortistas no proporcionan atención médica a los bebés prematuros que sobreviven al aborto, su intención es que el bebé muera, aunque se pueda salvar con un poco de asistencia médica”, escribió Cheryl Sullinger de la Operación Rescate, una organización Pro Vida de Estados Unidos, según USAToday.

Aunque el Congreso aprobó la Ley de Protección de Bebés Nacidos Vivos de 2002, que aclara que todos los bebés que nacen vivos, incluidos los que sobreviven a un intento de aborto, son considerados seres humanos, esta carece de un mecanismo de aplicación federal, de acuerdo con The Daily Signal.

José Ignacio Hermosa – BLes

Sigue leyendo:

. Trump se reúne con activistas pro vida y sobrevivientes de abortos.

. Senadores buscan prohibir los abortos por desmembramiento en Estados Unidos.

. EEUU busca proteger a quienes se nieguen a practicar abortos.

Te puede interesar: La agenda pedófila mundial

videoinfo__video2.bles.com||04123bb4f__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.