Redacción BLes – Josh Hawley, senador republicano por Missouri, solicitó este lunes 25 de enero una investigación ética sobre los senadores demócratas que lo denunciaron por haber sido uno de los pocos que objetaron los resultados del Colegio Electoral el pasado 6 de enero, reportó Fox News.

El republicano envió una carta al Comité de Ética del Senado quejándose de cómo siete senadores demócratas lo denunciaron por usar una disposición legal para rechazar los resultados de las elecciones que los mismos demócratas han usado cada vez que un republicano ganó las elecciones presidenciales.

“Los demócratas han invocado repetidamente esta disposición. De hecho, en todas las elecciones presidenciales desde el año 2000 en las que ha ganado un republicano, los demócratas han tratado de objetar los votos electorales por ese motivo, independientemente de si existía alguna base de buena fe para tales objeciones”, escribió Hawley.

El senador de Missouri presentó una objeción contra los resultados del estado de Pensilvania argumentando que las elecciones allí se llevaron a cabo violando las leyes estatales y que lo hizo por pedidos de sus constituyentes.

Siete senadores demócratas denunciaron a Hawley al senador Ted Cruz de Texas de haber “incitado” los disturbios del 6 de enero en el Capitolio y de haber utilizado “sus objeciones para la recaudación de fondos políticos”, acusaciones de la misma naturaleza con la que iniciaron un segundo juicio político contra Donald Trump.

Sin embargo, Hawley expresó que la denuncia no tiene ningún fundamento legal y tampoco lo acusan de que su objeción a los resultados electorales de Pensilvania.

De hecho, según el republicano, lo que hicieron los demócratas cuenta como difamación.

“Lo más sorprendente es que los demócratas que presentaron la denuncia contra mí insinúan -sin prueba alguna- que yo o mi personal podríamos haber conspirado con los delincuentes que asaltaron el Capitolio”, dijo Hawley. “En la mayoría de las jurisdicciones, tales declaraciones constituirían una difamación per se, y si se ofrecen durante el debate constituirían una clara violación del artículo XIX.2 del Senado”.

Como resultado de los incidentes del Capitolio, con evidencia concreta de que fueron iniciados e incitados por miembros de Antifa, los demócratas con la ayuda de los medios principales también conocidos como “fake news”, iniciaron una ola de “cancelación” contra todos los seguidores de Trump (apenas 75 millones, sin contar sus familias) y aquellos congresistas que se atrevieron a darle voz a los reclamos de Trump.

A diferencia de muchos senadores y representantes que dieron su espalda a Trump, Hawley ha permanecido leal a sus convicciones. 

Este lunes también publicó una editorial en uno de los periódicos de mayor distribución del país, el New York Post, donde instó a los estadounidenses a enfrentar la cultura de cancelación, en otras palabras, la persecución política de la izquierda radical.

“Tenemos que defender los principios básicos que unen a todos los estadounidenses: el derecho a hablar libremente, a debatir abiertamente y a abordar nuestras diferencias con gracia sin miedo a ser silenciados o castigados por discrepar”, escribió Hawley.

El senador se mostró determinado a seguir cuestionando las injusticias y envió una carta directamente a los senadores demócratas que lo denunciaron.

“No me dejaré intimidar por vuestros esfuerzos para silenciarme, la gente de mi estado no se dejará intimidar por ustedes, y deberían avergonzarse por haber abusado tan groseramente de su cargo y del Senado”.

Por Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com