Redacción BLes- Kayleigh McEnany, secretaria de prensa del presidente Trump, dio una breve conferencia de prensa este viernes 20 de noviembre pasado para hablar sobre el avance de la disponibilidad de la vacuna contra el virus PCCh para los americanos y ante la hostilidad habitual de los reporteros que intentaron desviar el tema con sus preguntas no relacionadas, McEnany no dudó en llamarlos activistas al finalizar la conferencia.

Después de repasar brevemente todas las medidas que la Administración de Trump tomó desde el inicio de la pandemia del virus PCCh, que incluyeron los fondos otorgados a Pfizer y Moderna para la creación de la vacuna, que recientemente anunciaron está lista para distribuirse, la secretaria tomó preguntas de los reporteros.

Las preguntas de los reporteros de estos medios principales (por ahora) como CNN, rondaron alrededor de cuándo el presidente va a aceptar que perdió, cuándo comenzará a trabajar con el equipo de transición de Biden, o si hay órdenes de no trabajar con ellos y si esto podría afectar la distribución de la vacuna para el virus PCCh.

McEnany rechazó el rumor de que la Administración de Trump tenga órdenes de no hablar con el equipo de Biden: “En la Casa Blanca estamos trabajando agresivamente con el COVID, dando fin a las guerras en Afganistán e Irak, entre otros temas”, explicó la secretaria y aseguró que hay un plan de distribución de la vacuna al cual se puede acceder públicamente.

Te puede interesar:

Aunque estos medios principales, los cuales incluyen muchos medios considerados conservadores han anunciado el resultado de las elecciones y de hecho llaman a Biden “presidente electo” en sus artículos, las elecciones aún no han sido definidas y el Biden no es el presidente elegido por los americanos, de hecho, hasta ahora Trump tiene más votos electorales que Biden oficialmente.

Cuando las preguntas se hicieron demasiado tendenciosas hacia la supuesta “transición”, McEnany les recordó a los reporteros cuán injusta fue la transición que Trump recibió de los demócratas.

“Vale la pena recordar que a este presidente nunca se le dio una transición ordenada del poder. Su presidencia nunca fue aceptada,” señaló McEnany. “De hecho, antes de las elecciones – su elección, sabemos que Crossfire Hurricane fue lanzado por Peter Strzok para perseguir las acusaciones infundadas sobre los vínculos del presidente con Rusia. Eso fue antes de que fuera presidente, tratando de subvertir la voluntad del pueblo americano,” agregó la secretaria.

McEnany recordó a los reporteros que para la ceremonia de inauguración del presidente, 70 congresistas dijeron que no asistirían e incluso la senadora Warren amenazó con intentar obstruir la transición de Trump pidiendo a la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno que lo investigue.

“Aunque en 2016 el presidente Trump se convirtió en el presidente debidamente elegido, muchos trataron de socavar, desacreditar, deslegitimar y negar su victoria. No hubo llamados a la unidad; no hubo llamados a sanar”, exclamó la secretaria.

McEnany finalizó la conferencia pidiéndoles a todos que recuerden que Trump tuvo que soportar cuatro años de hostigamiento durante su presidencia y que ni siquiera hubo una transición.

Realmente no es la primera vez que los reporteros muestran su falta de profesionalismo y han hecho de su objetivo, en vez de informar, tratar de humillar al presidente y sus funcionarios.

Durante la primera conferencia de prensa que otorgó el presidente Trump, el infame reportero de CNN, Jim Acosta, aquel que protagonizó el incidente donde le dio un codazo a una interna de la Casa Blanca cuando intentó sacarle el micrófono, le dijo irrespetuosamente al presidente cuando se retiraba del lugar sin haber tomado preguntas: “¿Está siendo un mal perdedor?”

McEnany finalizó la conferencia y los reporteros le gritaron por qué no seguía tomando preguntas, a lo que ella respondió: “No hablo con activistas”.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com