Redacción BLes- De cara al primer debate presidencial de los Estados Unidos programado para el próximo martes, el presidente Donald Trump reafirmó el domingo su postura sobre la necesidad de que el exvicepresidente y candidato demócrata, Joe Biden se someta a un examen de detección de drogas.

“No. No estoy bromeando”, dijo Trump. “Estoy dispuesto a hacerme una prueba de drogas, creo que él también debería”.

Recientemente el presidente Trump comunicó a través de Twitter en tono irónico que Biden nuevamente declinó a su propuesta de llevar a cabo una prueba de detección de drogas: “Joe Biden acaba de anunciar que no aceptará una prueba de drogas. Vaya, me pregunto por qué”.

De acuerdo con Breitbart News, en la conferencia de prensa del domingo en la Casa Blanca, el presidente mencionó que había visto debates demócratas anteriores en los que Biden estaba claramente “fuera de lugar”, aunque lo había visto mejor durante el debate primario final con el senador demócrata Bernie Sanders.

Trump cuestionó a Biden por la manera como fue cambiando sus actuaciones luego de haber tenido dudosas participaciones en otros debates. “La gente dice que estaba tomando drogas para mejorar el rendimiento; mucha gente ha dicho eso, mucha gente ha escrito eso”.

Varios reporteros cuestionaron las fuentes a las que hacía referencia el presidente Trump y lo desafiaron a que aclarara sus afirmaciones.

En medio de la discusión en torno a la prueba de detección de drogas, el excolaborador de Fox News, el Dr. David Samadi escribió: “No hay nada de malo en que ambos hagan eso. Debería hacerse para todos los candidatos que se postulan para un cargo”

Chris Henning, presidente demócrata en el condado de Greene, Iowa, quien formó parte de la asamblea partidista de Biden cuando se postuló para presidente en 2008 señaló: “No es bueno en los debates y se encuentra como si estuviera dando tumbos, tratando de averiguar lo que va a decir”, según el New York Times.

Las demandas de Trump para que ambos se sometan a una prueba de drogas han sido reiterativas, argumentando el estado de salud mental que regularmente ha demostrado en sus discursos a pesar de haberse negado rotundamente a someterse a una prueba de detección de drogas.

El pasado miércoles 5 de agosto Biden se burló de la idea de tomar una prueba cognitiva. “¿Por qué demonios haría eso?”, dijo Biden a un periodista que le preguntó si se había sometido a una prueba de drogas en el marco de la campaña presidencial y las acusaciones del presidente Trump sobre su estado mental.

“No, no he hecho una prueba”, “¿Por qué diablos me haría un examen? Vamos, hombre. Es como decirte: “Antes de entrar en este programa, ¿hiciste un examen en el que tomabas cocaína o no? ¿Qué piensas, eh? ¿Eres un drogadicto?”, respondió Biden al periodista de CBS News, Errol Barnett.

En un video que lanzó la campaña del presidente Trump el pasado 17 de agosto aparecen una serie de recopilaciones de discursos públicos de Biden en los cuales actúa de manera extraña o tiene un desempeño verbal errático en 2020, comparándolos con alocuciones enérgicas en 2015 y 2016.

César Múnera-BLes.com