Redacción BLes – El Dr. Fauci, visto como el ‘gurú’ del virus del PCCh entre los políticos demócratas, ahora recomienda ni siquiera encontrarse con el núcleo íntimo de la familia para compartir la Navidad. Lo cual resulta un planteo descarado que intenta romper con la tradición religiosa más importante de la cultura cristiana. 

El Dr. Anthony Fauci siendo entrevistado por Washington Post, advirtió que los estadounidenses deben mantenerse alejados de sus propios hijos durante la Navidad y aseguró que él mismo pasará la nochebuena y Navidad solo junto a su esposa. 

Fauci, señaló que muchos estadounidenses ignoraron las pautas de salud durante el Día de Acción de Gracia, y advirtió que la Navidad no puede ser “como siempre”, llamando a los estadounidenses a que se adapten a una nueva realidad para hacer frente al “desafiante momento sanitario”.

“Quédese en casa tanto como pueda, mantenga sus interacciones en la medida de lo posible con los miembros del mismo hogar”, fueron las palabras de Fauci.

Como es sabido, cualquier indicación del Dr. Fauci, partidario de encerrar a la gente en sus hogares de forma indefinida, resulta palabra sagrada para los demócratas y periodistas afines. En esta misma línea la analista médica de CNN, la Dra. Leana Wen también recomendó al público estadounidense cancelar sus planes de Navidad y Año Nuevo debido a la pandemia provocada por el virus PCCh. 

Wen dijo que los estadounidenses “no deberían reunirse en el interior con nadie que no sea de su familia inmediata” para Navidad y Año Nuevo.

Cómo líder de esta línea política que busca romper con las tradiciones de nuestra sociedad y quebrar los valores familiares, fomentando el desencuentro incluso en fechas tan importantes como la Navidad, Joe Biden emitió una serie de declaraciones polémicas el mes pasado, instando a la  población americana a eliminar las “tradiciones familiares” en Acción de Gracias, alegando que es “literalmente nuestro deber patriótico hacerlo”.

Le recomendamos:

Durante una conferencia de prensa, el exvicepresidente pidió a las personas que cancelen las reuniones con la familia, alegando que él haría lo mismo, según indicó el New York Post.

“Este año les pedimos a los estadounidenses que renuncien a tantas de las tradiciones que hemos hecho durante mucho tiempo en esta festividad”, fueron las polémicas palabras textuales de Joe Biden.

Por el contrario, en su primera proclamación en 2017, el presidente Trump llamó a los estadounidenses a “buscar la protección, la guía y la sabiduría de Dios” y reconoció al Todopoderoso como la raíz de las bendiciones de la nación una vez más.

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia llegó la protección de la libertad religiosa en Estados Unidos y en todo el mundo con especial atención a las minorías perseguidas por sus creencias.

En contraste, según reportó la organización histórica y religiosa independiente Wallbuilders, el expresidente Obama despreciaba las religiones católica, protestante y judía en Estados Unidos, por lo que lo llaman anti-bíblico.

Estados Unidos tiene una larga historia de valores centrados en la fe en Dios, que la izquierda viene tratando de doblegar desde hace años, si bien las tradiciones siguen vivas en la mayoría de los hogares estadounidenses, por desgracia un sector de la política tiene claras intenciones de corromperlas y aprovecha cada situación para hacerlo.

Andrés Vacca – BLes