Una niña decidió instalar cámaras en su habitación para grabar los presuntos abusos que padecía. Según su madre y la policía, nadie le creía cuando confesaba esta situación, por lo que recurrió a esto para que sirviera como prueba.

Damon Becnel, de 47 años, fue detenido el 2 de enero después de que la pequeña llevará las evidencias a la Oficina de Policía de Okaloosa, en Florida. En los vídeos se podía ver al padre golpeándole la cabeza, agarrándole del pelo y empujándola hacia la cama, según el informe del arresto.

También se le veía con un cuchillo agarrando a un perro y gritando “voy a sacarle los ojos”, ante lo que la niña suplicaba que parara. Por ello, además de ser acusado de abuso infantil grave, también se le imputa un delito de maltrato animal, según la policía.

La madre confesó no tener la custodia de la niña a ABC News, y que ahora la pequeña está viviendo con el mejor amigo de Becnel. El padre fue puesto en libertad el 3 de enero después de pagar una fianza de 4.000 dólares. Tiene que presentarse ante el juez el 4 de febrero.

Fuente: 20 minutos.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds