Danish Baig, de 27 años, murió al tratar de salvar a su prometida de ser aplastada durante el trágico evento al aire libre donde calculan asistieron 50 mil personas, dijo su familia.

En la tragedia del Astroworld un joven muere al salvar a su prometida de ser aplastada. “Él la salvó y le costó la vida” asegura su hermano.
Un joven residente de Euless se encuentra entre las ocho personas que murieron cuando una multitud corrió hacia el escenario durante un concierto de Travis Scott en el Astroworld Festival en Houston el pasado viernes.

Danish Baig, de 27 años, murió al tratar de salvar a su prometida de ser aplastada durante el trágico evento al aire libre donde calculan asistieron 50 mil personas, dijo su familia.

Basil Baig dijo el domingo que su hermano era “la persona más asombrosa”, minutos después de enterrarlo, menos de 48 horas después del incidente mortal en Houston.

Entre las víctimas de la estampida humana en Houston, hay un menor de 14 años y cuatro jóvenes de origen hispano.
Baig asistió al concierto con su hermano y pidió justicia para los muertos y heridos, diciendo que era una tragedia evitable. “Vas a un concierto para divertirte, no vas a un concierto para morir”, dijo Baig.

Dijo que quería que todas las entidades asociadas con el festival planeado para dos días, desde el promotor del concierto hasta los artistas y el lugar, “rindan cuentas”.

“Nadie detuvo el evento. Necesitamos crear conciencia sobre esto porque no es así como manejas las cosas, no es así como lo haces”, refirió Baig entre lágrimas.

“Unos se caían, otros se desmayaban”: revelan detalles del concierto que terminó en tragedia en Houston.

Baig dijo poco después de que Travis Scott subiera al escenario alrededor de las 9 p.m. la multitud comenzó a subir al escenario, lo que provocó que varias personas fueran aplastadas. Dijo que su hermano Danish estaba tratando de ayudar a liberar a su prometida de la multitud cuando quedó atrapado debajo.

“Mi hermano estaba tratando de salvarla y lo hizo”, dijo Baig. “Él la salvó y le costó la vida”.

Gabe Casey, estudiante de primer año en Woodrow Wilson High School en Dallas, dijo que viajó al festival con un amigo de Arkansas. Y ahora, al regresar a casa, el joven de 14 años dijo que nunca quiere asistir a otro festival de música.

“Tenía miedo por mi vida porque me empujaron hacia abajo. Y estaba siendo pisoteado ”, dijo Casey. “Simplemente se repite una y otra vez en mi cabeza. No pude dormir las últimas dos noches”.

Patricia Chung – Miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.