Redacción Bles- Luego de que el senador Mitt Romney, republicano por Utah, votó para que el expresidente, Donald Trump, fuera enjuiciado por los disturbios del 6 de enero en el Capitolio, todas las miradas de los republicanos se volvieron desaprobadoras hacia él. 

Romney también votó a favor de condenar a Trump en el primer juicio de destitución en febrero de 2020, siendo el único de su partido que lo hiciera. Asimismo, unió su voto al de los senadores demócratas y a los de seis republicanos más para condenarlo el 13 de febrero. 

Por otro lado, de acuerdo con los registros del  fondo financiero globalista Soros Fund Management, se encontró que el multimillonario especulador internacional, George Soros, se vincula con Romney, tal como destaca el medio alternativo Neon Nettle del 17 de febrero.

Esta vinculación de Romney con el polémico Soros, evidenciada en las donaciones de este, arrojaría luz sobre la decisión que tomó en contra de Trump, y que sorprendió a sus copartidarios.

Ahora, Romney afrontará la censura por votar a favor de la condena del expresidente Trump en el reciente juicio político, del que este resultó libre de todo cargo.

En este sentido se manifestó el miembro del Comité Central del Estado, Bob McEntee, también perteneciente al partido republicano por Utah.

“He recibido llamadas telefónicas y correos electrónicos, y estoy viendo muchas charlas en Facebook de que la gente quiere hacer una medida de censura contra el senador Romney como hemos visto contra [la representante] Liz Cheney en Wyoming, y el senador de Luisiana”, señaló McEntee. 

Los otros seis senadores que votaron por la condena de Trump ya fueron censurados, por los partidos de sus estados natales.

Asimismo, surgió una petición que acusa a Romney por “avergonzar al estado de Utah”. También afirma que Romney “se ha presentado mal como republicano” y “parece ser un agente del llamado Deep State”, una oscura organización paralela al gobierno, acusada de corrupción.

Romney fue candidato a la presidencia de Estados Unidos en 2012, pero perdió las elecciones frente al entonces presidente, Barack Obama. Luego, como senador, uno de sus objetivos fue evitar que Trump pasara al frente del Partido Republicano.

Soros es un encarnizado opositor de Trump, en la campaña del 2020 invirtió al menos 70 millones de dólares a favor de su rival en las elecciones, el ahora presidente, Joe Biden. 

La Comisión Federal Electoral reportó que Soros pasó de aportar 22 millones de dólares a donar 68,5 millones de dólares, de acuerdo con The Washington Free Beacon del 15 de octubre. 

Soros distribuye sus millonarias contribuciones a través de una compleja red de instituciones financiadas por la Fundación Sociedad Abierta, de la que es fundador. 

Como parte de su estrategia procura que su nombre no aparezca en primer lugar. Asimismo, Soros ha sido explícito en señalar que el presidente Trump no es de su agrado.

José Hermosa – BLes.com