En un preocupante acercamiento al régimen de Maduro, y aprovechándose de la distracción que generó Cuba, el gobierno demócrata de Estados Unidos anunció el fin de algunas restricciones contra la estatal PDVSA, controlada por el chavismo e Irán.

Este lunes, mientras el mundo miraba las protestas anticomunistas en Cuba, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), dependiente del Departamento del Tesoro de Joe Biden emitió una licencia en la cuál autoriza realizar algunas transacciones con la empresa estatal venezolana de petróleo PDVSA, la cuál había sido sancionada en 2019 por el entonces presidente Donald Trump por sus manejos ilícitos y para ejercer presión a la dictadura venezolana.

Esta medida fue poco publicitada por el gobierno demócrata. Apareció en la página web oficial del Tesoro el 12 de julio pero no hubo ningún anuncio oficial. Se cree que esta medida está relacionada con el esquema de flexibilización de sanciones de Estados Unidos contra Irán, país que se ha convertido en el principal cliente de PDVSA en los últimos años.

Todas las transacciones y actividades relacionadas con la exportación o reexportación, directa o indirectamente, de gas licuado de petróleo a Venezuela, que involucren al Gobierno de Venezuela, PDVSA, o cualquier entidad en la que PDVSA posea, directa o indirectamente, una participación del 50% o más, que están prohibidas, quedan autorizadas hasta las 12:01 a.m., del 8 de julio de 2022“, afirma el comunicado con la licencia.

Le recomendamos: ¿Se CAE la DICTADURA CUBANA? | Miguel Díaz entrevista a DISIDENTE CUBANO

Ad will display in 09 seconds

Este no es el única licencia otorgada por el Departamento del Tesoro desde la llegada de Biden. Hace un par de meses la Casa Blanca eximió de las sanciones impuestas a Venezuela a varias transacciones económicas necesarias para las operaciones en puertos y aeropuertos venezolanos.

(laderechadiario.com.ar)

Redacción Latinoamérica – derechadiario.com.ar