El aumento de venezolanos que llegaron a la frontera de EEUU en 2021 fue de 1016 %, respecto del 2020. Es por ello que entre otras medidas también estará demostrar que se cuenta con solvencia económica y un pasaje de regreso.

La búsqueda de mejores condiciones de vida está empujando desde hace años a los venezolanos fuera de su territorio. Muchos eligieron países de América Latina, mientras otros prefirieron viajar más lejos. La lista de destinos es larga y mucho se ha hablado del drama que los acompaña. Sin embargo, actualmente la atención está en quienes llegan caminando a la frontera entre México y Estados Unidos con la esperanza de residenciarse en este último.

Desde México están considerando restricciones de entrada para asegurarse de que los venezolanos no estén usando ese país para ingresar a Estados Unidos. Algunas de ellas serían demostrar que son económicamente solventes y que tienen un empleo. Además, deberán contar con pasaje de regreso, informó un funcionario mexicano (sin revelar su identidad) a Reuters.

Estados Unidos también estaría instando a México imponer el requisito de visa a los venezolanos, ya que hasta ahora no necesitan ese documento para entrar a la nación azteca. Las reglas mencionadas anteriormente serían alternativas para evitar la imposición de dicho documento. A esto se suma que desde el Palacio Nacional estarían hablando con Miraflores para posibles soluciones.

Si comparamos el 2020 con el 2021, el aumento de venezolanos que llegaron a la frontera de EE. UU. fue de 1016 %. Este grupo, junto a los nicaragüenses, fueron los que registraron en el último año el mayor incremento. Un detonante que ahora las autoridades de ambos países buscan controlar.

Comprar un vuelo y una visita guiada

Ha habido nuevos reportes de detenciones de venezolanos en varios sectores a lo largo de la frontera sur estadounidense. Uno de estos, con fecha del 4 de noviembre. En paralelo Washington está aumentando la presión hacia su país vecino. Sin embargo, el Departamento de Estado esquiva las preguntas. Tan solo se limita a decir que están trabajando con México para abordar las causas fundamentales de la migración irregular en un «enfoque regional colaborativo».

Lo cierto es que el modus operandi para llegar a Estados Unidos parece estar normalizándose. La meta es mejorar las condiciones de vida que les son negadas por la dictadura chavista. A su vez, los venezolanos radicados en otros países como Colombia, Chile o Argentina también ahorran varios años hasta tener el músculo económico para dirigirse al norte del continente, donde la primera para es Ciudad de México o Cancún.

Un reportaje de The Associated Press de junio pasado reseñó que los contrabandistas que se promocionan como «agencias de viajes» han aparecido en Facebook, alegando que ofrecen transporte sin problemas a Estados unidos a cambio de unos 3000 dólares. El precio incluye una salida guiada desde Ciudad Acuña, donde la mayor parte de los venezolanos cruzan el Río Grande.

Cuando llegan, lejos de evadir la detención, se entregan a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) solicitando asilo.

Con perfiles profesionales

Muchos perfiles de los migrantes son de personas profesionales. Se pueden encontrar desde maestros hasta ingenieros. Esto, probablemente les da más herramientas para ser admitidos en EE. UU. en condición de asilo. Otro factor es que el gobierno estadounidense corrobora los informes de represión política.

Solo el 26 % de las solicitudes de asilo de venezolanos han sido denegadas en 2021, en comparación con una tasa de rechazo del 80 % para los solicitantes de asilo de países más pobres y plagados de violencia en América Central, según el Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse citado por AP.

Hasta los momentos no hay pronunciamientos oficiales sobre restricciones que se impondrían a los venezolanos desde México. Pero tampoco se descarta que en efecto este gobierno y la administración de Joe Biden estén en conversaciones. Una de las hipótesis es que ambas delegaciones lo hablarán en una próxima cumbre el 18 de noviembre entre líderes de América del Norte que también incluirá a Canadá.

Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.