Redacción BLes– Muchos aspectos del matrimonio de Bill y Melinda Gates seguramente nunca se entenderán del todo, ya que la ex pareja reveló su separación en Twitter a principios de esta semana después de pasar 27 años juntos. Sin embargo, un perfil de la revista Time de 1997 que ha salido a la luz hoy ayuda a exponer su relación con su exnovia Ann Winblad, incluyendo cómo siguieron involucrados después de su matrimonio con Melinda.

Según la revista, Gates y Winblad pasaban un largo fin de semana en la playa una vez al año después de que él se casara con Melinda en 1994, y parece haber sido una dinámica acordada con Melinda.

En 1997, el escritor de Time Walter Isaacson escribió el perfil sobre la personalidad de Bill Gates y su estrecha relación con Melinda, en el que se detallaba la relación de Winblad con Melinda.

“Otra de las compañeras de vacaciones de Gates es Ann Winblad, la empresaria de software y capitalista de riesgo con la que salió durante la década de 1980”, escribió Isaacson. “Se conocieron en 1984 en una conferencia de informática de Ben Rosen-Esther Dyson y empezaron a tener ‘citas virtuales’ yendo al mismo cine a la misma hora en diferentes ciudades y comentándolo por el móvil. Durante unos años, ella incluso le convenció de que dejara de comer carne, un experimento que él ha abandonado decididamente desde entonces.”

“Rompieron en 1987, en parte porque Winblad, cinco años mayor, estaba más preparada para el matrimonio”, continuaba el artículo. “Pero siguen siendo amigos íntimos. ‘Cuando estaba por mi cuenta pensando en casarme con Melinda’, dice Gates, ‘llamé a Ann y le pedí su aprobación’. Ella la dio. ‘Dije que ella sería un buen partido para él porque tenía resistencia intelectual’. Incluso ahora, Gates tiene un acuerdo con su esposa para que él y Winblad puedan mantener viva una tradición de vacaciones. Cada primavera, como llevan haciendo desde hace más de una década, Gates pasa un largo fin de semana con Winblad en su casa de campo en los Outer Banks de Carolina del Norte, donde montan en buggies, hacen ala delta y pasean por la playa”.

Le recomendamos: En 10 años, se les implantará un microchip a los humanos, dijo presidente de Foro Económico Mundial

Ad will display in 09 seconds

Aunque Isaacson describe su conexión como “especial”, los lectores de la época del artículo y de ahora se sorprendieron al saber que Melinda participaría en un viaje anual tan íntimo.

Según Time, cuando la pareja viajó a Brasil, Gates llevó un libro de texto de 1.100 páginas sobre biología molecular, que ambos leyeron juntos.

Winblad se llevó cintas del célebre físico Richard Feynman en un viaje a un rancho en Santa Bárbara, California, para que pudieran escucharlas.

“Eran mentes afines, además de espíritus. En unas vacaciones a Brasil, se llevó el libro de texto de 1.100 páginas de James Watson, Biología molecular del gen, y estudiaron juntos la bioingeniería. En otras vacaciones, en un rancho de Santa Bárbara, California, se llevó cintas de las conferencias de Richard Feynman en Cornell, y estudiaron física”.

En una entrevista para el mismo artículo, Gates se deshizo en elogios hacia su ex novia, diciendo que “aportaba un sentido de la diversión y del humor incluso a las situaciones más serias.”

Una fuente familiarizada con el marido de Winblad, Alex Kline, de 63 años, dijo que se casaron hace seis años.

Según la revista Stanford del año 2000, Kline es un investigador privado y un graduado de la Universidad de Stanford que apareció como extra en la disparatada película de su hermano mayor Kevin “Un pez llamado Wanda” de 1988.

Kline tiene dos hijos adultos de un matrimonio anterior, dijo la fuente.

Melinda y Bill Gates confirmaron su divorcio a principios de esta semana, citando un matrimonio “irremediablemente roto” y confirmando que, a pesar de la ruptura, ambos seguirán trabajando en la Fundación Gates.

Dawn Barlowe – BLes.com