Redacción BLes – Los cofundadores del portal conservador Daily Caller hicieron un llamado a los medios de comunicación masivos estadounidenses para que se retracten sobre la cobertura que hicieron de la trama de la falsa colusión con Rusia.

El lunes de esta semana el Inspector General [GI por sus siglas en inglés] del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, presentó su informe donde encontró varios errores y omisiones “significativos” en los esfuerzos del FBI, bajo la Administración Obama, para obtener las órdenes de detención de la Ley de Inteligencia Extranjera (FISA por sus siglas en inglés) que le permitirían investigar a Carter Page, un miembro de la campaña del entonces candidato presidencial Donald Trump, al que acusaban de ser un espía ruso.

En este marco cabe resaltar que desde que el caso de la falsa colusión rusa trascendió en los medios, Donald Trump negó las acusaciones y posteriormente las mismas fueron refutadas por la extensa y costosa investigación del fiscal especial Robert Mueller.

La investigación del FBI se basó en gran parte en la información proporcionada por el exespía británico Christopher Steele, quien citó los supuestos vínculos de Page con Rusia. El FBI aseguró al tribunal de FISA que los medios de comunicación corroboraron de manera independiente las afirmaciones de Steele, sin embargo luego salió a la luz que Steele filtraba previamente esos datos a los medios la información.

Steele trabajaba para una empresa contratada por la campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés).

Gran parte del expediente Steele ha sido desacreditada o infundada.

“Gracias al informe del Inspector General del Departamento de Justicia, ahora sabemos con certeza lo que ha sido, para los que prestan atención, bastante obvio”, comentaron Carlson y Patel explicando que, en efecto, el expediente Steele desempeñó un “papel central en la génesis del engaño de Rusia”.

Las ‘fake news’

En su columna, Carlson y Patel destacan que el informe representa un “desastre para la credibilidad” de los principales líderes del FBI de Barack Obama y también “un gran problema” para los medios de comunicación estadounidenses, quienes durante todo este tiempo sostuvieron la narrativa de la colusión rusa.

Ponen varios casos como ejemplo.

– A principios de 2018, Shane Harris, corresponsal de inteligencia y seguridad nacional del Washington Post, afirmó que “el expediente [Steele] no fue usado como base para una orden FISA sobre Carter Page”.

Sin embargo “eso es falso”, apuntaron los referentes de Daily Caller. “Aún así, Harris no se ha disculpado ni reconocido su incompetencia”, indicaron.

– Otro caso es el del corresponsal de inteligencia de NBC News, Ken Dilanian, quien en el verano de 2018, tuiteó: “Trump se equivoca sobre Carter Page, el expediente y la orden FISA”.

“Pero parece que Trump tenía razón, y él estaba equivocado”, indicaron Carlson y Patel. 

– El presentador de la Sala de Prensa de la CNN y principal corresponsal de seguridad nacional, Jim Sciutto, señaló que si bien el expediente Steele podría haber sido utilizado para la orden de arresto, “el FBI corroboraría la información del expediente por sí mismo antes de usar esa información para justificar la orden de detención de FISA”.

“Por supuesto, eso no sucedió. De hecho, el FBI ocultó información que mostraba que el expediente era falso. ¿Sciutto emitió una corrección? Por supuesto que no”, apuntaron al respecto los columnistas, resaltando que en realidad lo que hacía el periodista era simplemente seguir la tendencia de casi todo el staff de la CNN.

De hecho, la cadena de noticias, que es abiertamente crítica de la actual administración de la Casa Blanca, tiene como analista de seguridad nacional a James Clapper, quien había afirmado: “Incluso la versión anterior de la autorización FISA redactada para mí tenía suficiente información en ella para indicar que el expediente ciertamente no se usó como fuente primaria”.

“Todo lo que acabas de leer resultó estar mal”, señalaron los analistas. “¿La CNN se ha retractado de los comentarios o se ha disculpado?”, se preguntaron.

En esa misma línea Don Lemon indicó que inclusive el informe de Horowitz demostró que “la puesta en marcha de la investigación Rusia era jurídicamente correcta, imparcial y que no hubo espionaje”.

Los controvertidos dichos de Lemon fueron compartidos por el popular presentador de CNN Chris Cuomo.

“Podemos suponer que, a menos que sea un mentiroso patológico, Chris Cuomo no leyó el informe del GI. De lo contrario, no podría sentarse en un estudio de televisión, mirar fijamente a la cámara y fingir que el inspector general del Departamento de Justicia acaba de confirmar lo que la CNN le ha estado diciendo durante tres años. Porque eso no es en absoluto lo que ocurrió. Ni siquiera cerca”, apuntaron Carlson y Patel.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds