Los médicos en Nueva York libran una batalla contra el virus del PCCh (Partido comunista chino) sin suficientes equipos de protección personal.

El drama y la lucha de médicos en Nueva York por salvar vidas habla de héroes anónimos, que se enfrentan cada día a la muerte.

Asistir a los pacientes se agrava cuando, por ejemplo, el acceso al Equipo de Protección Personal EPP en los hospitales de la ciudad y en todo Estados Unidos es cada vez más escaso en medio de la pandemia por virus del PCCh.

Pero entre todo, la gente muriendo es lo que más impacta a médicos y personal de salud en la primera línea de este desafío global.

“Donde quiera que miro, alguien está siendo entubado, alguien está muriendo, soy alguien que no puede salvar sus vidas ni aliviar su dolor. Soy alguien que tiene que estar a seis pies de distancia. Soy alguien que quiere tomar sus manos para alentarlos. Soy alguien que solo por un segundo quiere susurrarle al oído y decirle “no estás solo”, pero sé que es un riesgo no solo para mí, sino también para los demás. Soy alguien esperando que la marea se calme. Soy un profesional de la salud y aunque mis manos están atadas. Soy imprescindible”.

videoinfo__video2.bles.com||849389171__

Ad will display in 09 seconds

Esta publicación en Instagram evidencia la batalla. La cuenta fue creada por los médicos de emergencias Stefan Flores y Lynn Jiang, para educar al público acerca de lo que está sucediendo en las salas de emergencia, mientras estos héroes de bata blanca, arriesgan sus vidas para salvar enfermos.

El doctor Flores explicó la situación a la Voz de América, vía Skype, acompañado por la doctora Jiang.

“Ahora no hay suficiente equipo de personal EPP, para mis colegas y para mí, y ahora yo tengo una (mascarilla) N-95, cada día y necesito protegerme durante mi turno”, dijo.

“Hay personas y pacientes que necesitan asistencia respiratoria, necesitan entubarse”, agregó.

Los relatos de los médicos que trabajan en los hospitales de la ciudad de Nueva York revelan el contraste entre las calles vacías de la Gran Manzana y las salas de emergencia, abarrotadas de pacientes.

“Sabemos que no estamos solos, estamos hablando cada día, nuestros amigos y colegas, estamos hablando cada día y hay más comunicación que antes, hay más amor más comunidad”, afirma la doctora Lynn Jang, médica de emergencias en Nueva York.

Voz de América.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.