Redacción BLes- Un informe del Departamento de Justicia revela que desde que el presidente asumió en 2016 más de 600 miembros de la peligrosa pandilla de El Salvador, MS-13 han sido arrestados, reportó Breitbart.

Trump firmó una orden ejecutiva en 2017 para dirigir al gobierno federal a luchar contra organizaciones criminales transnacionales, incluyendo la MS-13. El fiscal general Barr dijo en un comunicado: “En 2017, el presidente ordenó al Departamento de Justicia que fuera a la guerra contra la MS-13, y eso es lo que hicimos.”

Desde 2016 se han procesado 749 miembros de la pandilla y al menos 500 de estos fueron condenados por crímenes violentos, entre ellos 37 recibieron cadena perpetua y al 154 fueron sentenciados al menos a 61 meses en una prisión federal. 

En agosto el fiscal general creó un equipo de trabajo con la misión de erradicar la pandilla del MS-13 en coordinación con El Salvador, México, Honduras y Guatemala.

La pandilla logró expandirse en los Estados Unidos y ahora tiene presencia en casi todo el país, principalmente debido a la facilidad con la que la inmigración ilegal ingresaba por la frontera sur y la poca importancia que las administraciones anteriores le dieron al tema, es decir, no se utilizaron recursos para combatirlos específicamente. 

Casi 3 tercios de los miembros de esta pandilla arrestados desde 2016 eran inmigrantes ilegales en el país y del resto no se tenía ningún registro ni estado de inmigración.

“Durante décadas, el MS-13 prosperó en los Estados Unidos aprovechando las débiles políticas de aplicación de la ley de inmigración. El MS-13 reclutaba y utilizaba a extranjeros, la mayoría de ellos de América Central, que estaban en los Estados Unidos ilegalmente,” detalla el informe del Departamento de Justicia.

Los casos relacionados a la pandilla salvadoreña son extremadamente violentos, sus miembros matan, decapitan y desmiembran a sus víctimas solo por deporte.

“Juntos vamos a restaurar la seguridad en nuestras calles y la paz en nuestras comunidades y vamos a destruir el vil y criminal cartel MS-13 y muchas otras pandillas”, dijo Trump en un discurso en Nueva York en 2017.

Gracias a la construcción de la muralla en la frontera sur, se redujo hasta un 77% el flujo de inmigración ilegal de Centro América con respecto al 2019, y esto impactó en la habilidad para reclutar nuevos miembros de la pandilla MS-13 en los Estados Unidos.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com