Redacción BLesTras la insistencia de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, en obligar a los representantes a usar las mascarillas contra la supuesta dispersión del virus PCCh (Partido Comunista de China), 34 de ellos le escribieron exigiendo remover ese mandato. 

Pelosi contraría así la disposición de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC, por la sigla en inglés) que dispusieron que ya no es obligatorio el uso de mascarillas en el interior para las personas vacunadas.

“Es hora de actualizar nuestra propia normativa en el lugar de trabajo. Todos los miembros del Congreso han tenido la oportunidad de vacunarse, y ustedes han indicado que cerca del 75 por ciento ha aprovechado esta oportunidad”, dice la carta encabezada por el representante republicano de Ohio, Bob Gibbs, citada por Daily Caller el 13 de mayo. 

Aparte, Gibbs agregó: “Por todo lo que dicen el presidente Biden, la presidenta Pelosi y los principales medios de comunicación recomendandonos que sigamos la ciencia, los líderes políticos deberían dar el ejemplo de volver a la normalidad, no encogerse de miedo desafiando el sentido común”.

Por su parte, para el representante Brian Mast, esta imposición es una de las estrategias de Pelosi para demostrar y ejercer su poder, de acuerdo con uno de los tuits del 13 de mayo. 

“El médico asistente del Capitolio ha determinado que es seguro ‘reanudar las actividades sin usar una máscara o permanecer a una distancia de 2 metros’ si se está vacunado”, dijo el representante republicano por Florida. 

Y agregó: “Haciendo caso omiso de esta determinación y de la orientación de los CDC, Nancy Pelosi mantiene el mandato de la máscara. No se trata de ciencia. Se trata del poder”.

Le recomendamos: Discursos de PATRIOTAS que ADVIRTIERON sobre el enemigo de Estados Unidos

Ad will display in 09 seconds

En este sentido se expresó también el representante Byron Donalds (R-Fla.) diciendo que el mandato de la Cámara sobre la máscara “debería haber desaparecido hace meses”, y recordando que: “La mayoría de los miembros están vacunados o tienen anticuerpos – eso es sostener una regla tonta”.

Por otro lado, los CDC han sido duramente criticados por su persistencia en hacer que los ciudadanos sigan usando las mascarillas en otras circunstancias, llegando incluso a mentir con el uso de datos falseados. 

Por ejemplo, al asegurar que el riesgo de transmisión del virus PCCh al aire libre es de alrededor del 10%. Este cálculo es considerado en extremo exagerado, y que es usado con el propósito de mantener a la población con temor y obligándola a usar el tapabocas.

En una audiencia del comité del Senado a principios de esta semana, la senadora Susan Collins, republicana por Maine, presionó a la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, pidiendo explicaciones sobre el informe y las cifras erráticas que reporta.

Walensky dijo que el punto de referencia del 10% provino de un resultado de línea superior del metanálisis de un estudio, publicado en el Journal of Infectious Disease en noviembre. 

“El resultado final fue menos del 10%, publicado en el Journal of Infectious Diseases, una de nuestras principales revistas sobre enfermedades infecciosas”, dijo

Esta cifra del 10 por ciento “parece ser una exageración enorme”, como dijo el Dr. Muge Cevik, virólogo de la Universidad de St. Andrews al NY Times. Según él, la proporción de transmisión que ha ocurrido al aire libre parece estar por debajo del 1 por ciento y puede estar por debajo del 0,1 por ciento.

José Hermosa – BLes.com