Redacción BLes- En vísperas del día de la Raza, manifestantes de extrema izquierda como ANTIFA y Black Lives Matter identificados con los reclamos sobre la igualdad racial, decidieron conmemorar el “día de la rabia” en Portland destrozando comercios y derribando las estatuas históricas de Lincoln y Roosevelt durante el fin de semana.

La ciudad de Portland vivió otra jornada de violencia en las calles, en la que cientos de manifestantes se organizaron para destruir y saquear negocios y derribar monumentos. Según los informes del medio local Oregon Live, los disturbios se enmarcaron en el polémico “día de la rabia”, en la víspera del Día de la Raza. 

El 12 de octubre se festeja el Día de la Raza en conmemoración a la llegada de Cristóbal Colón a América. Muchos movimientos de izquierda que promueven la igualdad racial, identifican la llegada de Colón como el comienzo de la violencia contra los indígenas y la explotación de los blancos por sobre los negros, que según afirman estos grupos se mantiene hasta hoy. Por tal motivo rechazan el festejo del 12 de octubre y decidieron reemplazarlo por protestas violentas en el marco del día de la “rabia”.

El periodista independiente Andy Ngo, estuvo documentando los disturbios en la ciudad y publicó imágenes de los desastres en su cuenta oficial de Twitter. En el mensaje de su posteo escribe: “Alborotadores de Antifa en el proceso de derribar la estatua de Portland de Roosevelt. Pronto tuvieron éxito en derribarlo”.

 

En el video se puede escuchar a una mujer gritando “¡Que se joxxn todos los colonizadores! … Todos los que están en contra de Black Lives Matter se pueden joxxr.”

El video publicado por Ngo, muestra a los manifestantes derribando la estatua de Roosevelt con una cadena atada alrededor de la estatua y se podía escuchar a los manifestantes vitoreando cuando se tambalea hasta que finalmente cae. 

Según Oregon Live, la estatua de Roosevelt cayó alrededor de las 8:51 pm del domingo, y la estatua de Lincoln cayó unos ocho minutos más tarde en el South Park Block de Portland. El periódico confirmó que no existió intervención alguna de las fuerzas de seguridad hasta por lo menos una hora después.

Luego de derribar las estatuas, los manifestantes violentos comenzaron a romper ventanas en la Sociedad Histórica de Oregon, y desplegaron una pancarta que decía: “Dejen de honrar a los asesinos colonizadores racistas”. Más tarde, continuaron marchando por la Quinta Avenida, rompiendo varias vidrieras y torres de oficinas a lo largo de un tramo de siete cuadras.

Andrés Vacca-BLes.com